WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

“Cuando abramos vamos a caminar entre un cementerio de comercios”

Martín Garmendia, titular de la Cámara de Comercio, dijo que viven un momento crítico, pero “no podemos empujar a nuestros comerciantes a tener más problemas de los que ya tienen”.

El titular de la Cámara de Comercio, Martín Garmendia, dejó una clara y cruda impresión de lo que vive su sector, aunque bajo ningún punto de vista quiere llevar a la gente a incumplir con la ley.

En diálogo con el programa “Nunca es Tarde” de LA BRÚJULA 24 FM 93.1, comentó que “mañana a las 13 tendremos una reunión para seguir ajustando detalles del protocolo. Lo volveremos a enviar a la provincia. Creemos que puede perjudicar un poco lo que pasó hoy, pero esperemos que no”.

Haciendo un repaso de los últimos días, Garmendia contó que “la Corporación promovió la apertura de los negocios, y la Cámara de Comercio, donde no tenemos grises, y mucho menos cuando hay una ley que nos prohíbe abrir este tipo de rubros, no lo aceptó. No podemos empujar a nuestros comerciantes a tener más problemas de los que ya tienen”.

De la mano con este comentario, aseguró: “El único (problema) que les faltaría es tener un problema penal o judicial. Nosotros recomendamos esperar. Es muy difícil. Estamos pasando la peor crisis que puede atravesar a un comercio”.

Consultado sobre si puede compararse con lo vivido en 2001, Garmendia fue tajante: “Ni se parece a la del 2001. Antes y después de las fiestas, por las pocas ventas que tuvimos, sabíamos que se venía un año muy difícil. Acá es mucho peor que en el 2001”.

De forma lapidaria concluyó: “El día que abramos la puerta, lamentablemente, vamos a caminar entre un cementerio de comercios. Esto se lleva puestos empleados y familias. Hay que estar en el cuero de los comerciantes que llevan esta angustia a sus familias y hace catarsis con ellos”.

Apuntando al área política, aclaró que “el intendente no tiene más herramientas que las que ha puesto hasta ahora. Sí esperábamos el apoyo del Concejo Deliberante, que miró para el costado. Cuando termine esta pandemia no vamos a ser mejores. Nos va a encontrar con arañazos, golpes y un pase de factura que no teníamos pensado”.

Por último sintetizó que “los comerciantes ya no pueden aguantar la mochila de pagar impuestos, sueldos, y cargas fiscales. Nadie nos sacó esa mochila de encima. Habrá otras oportunidades para los jóvenes. Para otros no habrá oportunidades. Verán cómo se desmorona eso que construyeron con tanto esfuerzo a lo largo de los años. Ellos y sus familias”.


Lo más leído