WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

La dueña de la casa del horror desmintió al comisario: “Mi hijo no vive en una jaula”

Andrea salió al cruce de los dichos del titular de la seccional Quinta: “Cuando nos allanaron ayer, el nene estaba comiendo tortafritas al lado nuestro”.

Andrea es la mamá del chico de 15 años con discapacidad que fue detectado viviendo en condiciones infrahumanas en una precaria vivienda de Nicolás Pérez y Eva Duarte y, en diálogo con LA BRÚJULA 24 desmintió al comisario de la seccional Quinta, quien esta mañana señaló que para ella “era normal” encerrarlo en una especie de jaula.

“Es todo mentira lo que dice. El nene tiene su cama, colchón y almohadita. No está encerrado, juega por todos lados y hace vida normal. Camina, juega, canta y baila. Cuando ayer vino la Policía estábamos cocinando tortafritas”, enfatizó la mujer, en el inicio de su testimonio.

Y aseguró: “Cuando ellos vinieron, el nene estaba sentado comiendo al lado nuestro. Lo que pasa es que estaban buscando a una persona que mató a otra en Villa Nocito, días atrás me hicieron un allanamiento. En la habitación de mi hijo vieron una puerta que está puesta al revés para que no se lastime con las rejas, pero él tiene su piecita”.

“Cuando estaban buscando al delincuente, me allanaron y vieron que el nene estaba sentado en el piso, que es de cemento. Días después hicieron una denuncia por una presunta pelea con mi pareja, de la cual estoy separada. Los policías vinieron a interceder y observaron esto”, mencionó durante su charla con el periodista Germán Sasso.

Consultada respecto de si sabe quién pudo haberla denunciado, aseveró que “vimos que desde un vehículo sacaban fotos. No sé quién sacaba fotos. Mi hijo tiene su pieza y no duerme sobre pallets. No hay fotos de eso que dice el comisario. Lo juro por mis hijos y nietos. No sé por qué se inventa esto. En el procedimiento no había testigos”.

“Tengo todo del servicio local del municipio. Mis hijos van a la escuela 510. Ellos están en excelentes condiciones. Lo que ellos muestran es que tengo piezas de chapa y un baño de material. Yo no encerraba a nadie, una de las habitaciones es de él y tiene piso de cemento”, añadió con su voz entrecortada.

Y cerró: “El comisario habla sin haber visto nada. No puede ser que haya dicho eso. Mi hijo tiene la misma libertad que cualquier otro chico. Soy mamá, no dejo a mis hijos abandonados. Por qué no vienen y revisan todas las casas. Me cago de frío para juntar aluminio y cobre y ahora me acusan de esto. Yo solo necesito que alguien me dé una mano para terminar la piecita del nene”.


Lo más leído