WhatsApp de Publicidad
Seguinos

coronavirus

El Gobierno evalúa las posibles excepciones a la cuarentena con las provincias

El Jefe de Gabinete y el Ministro del Interior se contactaron con la mayoría de los gobernadores; se fijó un esquema de trabajo para analizar excepciones por actividad, armar un protocolo y avalar la noma.

Encolumnada bajo la idea de la “cuarentena administrada” con mirada federal, la Casa Rosada empezó esta mañana a tomar contacto con la mayoría de los gobernadores para evaluar las excepciones al aislamiento obligatorio y preventivo del coronavirus, que se admitirán en algunos distritos.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, se contactaron esta mañana con más 20 gobernadores para establecer la dinámica de trabajo que se implementará para avalar las excepciones a la cuarentena en determinadas actividades de cada provincia.

“Las provincias sugieren zonas, actividades y protocolos. Eso lo analizamos con el equipo de Salud y si hay que hacer cambios se sugieren. Si está todo en orden, se emite la decisión administrativa desde la Jefatura de Gabinete y se incluye esos rubros en una resolución como actividades habilitadas”, explicó un allegado al presidente Alberto Fernández.

Hasta el momento no hubo acuerdo con ningún gobernador ni se habilitó una excepción en ninguna provincia. Pero el artículo 2 del decreto presidencial que extendió la cuarentena al 26 de abril habilita al Jefe de Gabinete de Ministros, en su carácter de Coordinador de la “Unidad de Coordinación General del Plan Integral para la Prevención de Eventos de Salud Pública de Importancia Internacional” a habilitar excepciones a los gobernadores previa intervención de la autoridad sanitaria nacional.

El mismo decreto sostiene que las actividades y servicios, o a las personas que habiten en áreas geográficas específicas y delimitadas para las excepciones a la cuarentena deberán aprobarse cuando el gobernador lo requiera por escrito, previa intervención y asentimiento de la máxima autoridad sanitaria local, en atención a la situación epidemiológica respectiva. Y también que "junto con el requerimiento, se acompañe el protocolo de funcionamiento correspondiente, dando cumplimiento a las recomendaciones e instrucciones sanitarias y de seguridad nacionales y locales.

De todas maneras, la dinámica de evaluación con las provincias ya comenzó y se desarrolla bajo la Unidad de Coordinación General del Plan Integral para los eventos de Salud Pública. Allí confluyen Santiago Cafiero y Eduardo De Pedro para tomar la decisión administrativa de habilitar una excepción al aislamiento; el visto bueno final lo dan el ministro de Salud, Ginés González García, y el Presidente.

En el transcurso de la mañana de este sábado, tanto Cafiero como De Pedro recibieron el llamado de más de 20 gobernadores. Con cada uno de ellos con un punteado de las necesidades que hay en cada distrito en función de las actividades propias de su provincia.

Se supo, por ejemplo, que hay provincias del norte del país, como Salta y Jujuy, que están requiriendo excepciones para la industria tabacalera. En el caso de Misiones, para actividades que afectan a la yerba. En Mendoza, San Juan y Neuquén hay reclamos por la industria vitivinícola. Las provincias patagónicas formularon pedidos por pueblos o zonas que no tienen siquiera casos de contagio. Y en distritos del norte también se abogó por las actividades del campo.

Las provincias que más complicaciones tendrán a la hora de lograr excepciones a la cuarentena y que seguirán por lo tanto bajo un régimen muy estricto de aislamiento son Buenos Aires, Capital Federal, Santa Fe, Córdoba, Tierra del Fuego y Chaco. Esto se debe a dos motivos centrales: por un lado, en estos distritos se concentra la mayor parte de los grandes centros urbanos y, por otro lado, es en ellos donde se ha registrado la mayor cantidad de infectados o muertos por COVID-19.

Ayer, en la conferencia de prensa en la cual anunció la extensión de la cuarentena, el presidente Alberto Fernández remarcó: “Vamos a seguir igual en las grandes ciudades y los grandes centros urbanos. Vamos a entrar en una cuarentena administrada. Vamos a focalizar lugares o actividades donde la cuarentena pueda ser de algún modo liberada”.

Es que la estrategia del Gobierno seguirá siendo la de intentar aplanar la curva en ascenso de contagios. Y, por otro lado, buscar un delicado equilibrio para no dañar aun más la economía de muchas provincias.

Fuente: Infobae

Lo más leído