WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Fútbol

La UEFA excluyó a Manchester City de las próximas dos Champions League

El club cometió serios incumplimientos al sistema de licencias y al Fair Play Financiero. Infló sus ingresos por sponsoreo en sus cuentas y en la información sobre su punto de equilibrio financiero que informó entre 2012 y 2016.

La UEFA decidió castigar a Manchester City, de Inglaterra, por sus incumplimientos al sistema de licencias y al Fair Play Financiero. El club inglés en el que juegan los argentinos Sergio Agüero y Nicolás Otamendi no podrá participar de las próximas dos ediciones de la Champions League (20/21 y 21/22) y tendrá que pagar una multa de 30 millones de euros. El club apelará ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), con sede en Lausana.

"Después de una audiencia realizada el 22 de enero de 2020, la Cámara Adjudicatoria del Cuerpo de Control Financiero de la UEFA encontró que el Manchester City cometió serios incumplimientos al sistema de licencias y al Fair Play Financiero. El club infló sus ingresos por sponsoreo en sus cuentas y en la información sobre su punto de equilibrio financiero que informó entre 2012 y 2016", dice el comunicado de la UEFA en el que se informa la sanción al club inglés.

Manchester City respondió a través de otro comunicado: "Estamos decepcionados, pero no sorprendidos por el anuncio de la UEFA. Este es un caso iniciado por la UEFA, investigado por la UEFA y juzgado por la UEFA. Con todo este proceso judicial que hoy acaba de terminar, el club perseguirá un juicio imparcial tan rápido como sea posible e iniciará el proceso para apelar ante el TAS".

La investigación de la UEFA fue motorizada por una serie de correos electrónicos confidenciales publicadas por la revista alemana Der Spiegel (la misma que destapó el escándalo denominado "Football Leaks", con filtraciones de contratos y transferencias multimillonarias de futbolistas) en noviembre de 2018.

En esas conversaciones electrónicas se da a entender que la mayoría de los cerca de 80 millones de dólares anuales en concepto de sponsoreo informados a la UEFA no provenían de Etihad Airways, la compañía que estampa su logo en la camiseta del City, sino del Abu Dhabi United Group, la compañía que el jeque Mansour bin Zahed usó para comprar el club. Los estatutos de la UEFA impiden semejante inversión de los dueños de los equipos. Y castigan cualquier falsedad en los datos, como ocurrió en este caso.

Desde que Manchester City fue formalmente acusado de haber incurrido en mentiras sobre sus finanzas en mayo del año pasado, sus principales ejecutivos negaron cualquier tipo de error. Y siempre se consideraron víctimas de la investigación. La prensa británica ya da por hecho que Manchester City apelará el castigo de la UEFA.

(Fuente: La Nación)

Lo más leído