WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En la reinauguración

Los secretos del león de fuego de Estudiantes que revolucionó al mundo

El proyecto de realidad aumentada se trabajó durante 4 meses y algunas funciones del animal virtual se manejaron por joystick en el estadio. “No pensamos que iba a ser tan grande la ola”, reconoce su creador.

La fiesta en 1 y 57 duró varios días. Sorpresas, novedades y momentos emotivos dominaron la inauguración del renovado estadio de Estudiantes de La Plata. No fue la Bruja, ni la Brujita los que se robaron todos los flashes. Fue el león.

Una espectacular animación del imponente animal terminó dando la vuelta al mundo. Fueron apenas unos pocos segundos que demandaron cuatro meses de trabajo.

El proyecto estuvo a cargo de Sergio Neuspiller, líder de la empresa Full Dimensional, quien recibió la propuesta por parte de la productora que estaba a cargo de organizar el evento artístico de la inauguración.

Recordaron el Gardel holográfico que había realizado para el Museo del Vino de Francia y le pusieron sobre la mesa un desafío: hacer algo similar al dragón volador en realidad aumentada que se utilizó en la inauguración de un estadio de béisbol de Corea del Sur. PlayEl dragón que inspiró al León de Estudiantes

“Nosotros preferíamos algo que volara, porque es más fácil ya que no tiene contacto permanente con el piso. Cuando tenés algo que camina, que está apoyado todo el tiempo, está siempre el problema típico que se incrusta en el campo de juego o te queda volando por arriba. Es muy difícil entre la cámara que va en vivo del camarógrafo que está tomando el estadio y el personaje. Mantenerlo en contacto con el suelo siempre es difícil. Y que avance cuando camine, no patine o no se deslice de más, le suma siempre un problemita adicional”, explicó Neuspiller, quien es el primo de Sebastián, el histórico goleador de Fénix en el ascenso argentino.

Los primeros dos meses debieron buscar las herramientas adicionales para llevar a cabo una animación de este estilo por primera vez en un evento futbolístico y también calcular el presupuesto.

Los siguientes dos meses fueron para producir el león, animarlo y probarlo en el estadio antes de presentarlo ante el público: “En la productora lo veíamos al león y estaba lindo, estaba bien... Pero la primera vez que lo pusimos en el estadio, fue justo al atardecer en esa hora mágica, y ahí dijimos esto va a quedar fantástico. Se torna algo magnificente cuando lo ves en el tamaño. Ahí tomás idea de las dimensiones. Lo probábamos en una maquetita y se veía algo diminuto en la pantalla; no traducía la emoción que tradujo ahí. Ni que hablar cuando lo escuchamos rugir en el sistema de parlantes del estadio. Eso le agregó un condimento extra”.

En una primera instancia se planificó un león rojo que proyectaba sombras, pero luego fue mutando hasta transformarse en este león que hasta recibió elogios de clubes del exterior.

“Las acciones como rugir y demás se manejan por un joystick, aunque caminar estaba preprogramado. La cámara es en vivo, no hay una cámara fija acá. La cámara del león (en el programa) es esclava de la cámara del camarógrafo real”, describió el padre del león de fuego que en la cancha se vio por intermedio de diferentes pantallas gigantes ubicadas en diversos puntos de las tribunas.

“No hubo alternativa: siempre se buscó hacer el león. Me las tuve que arreglar porque es obviamente la insignia del club. Jamás hubo chance de hacer otra animación”, agrega.

Fuente: Infobae.

Lo más leído