WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La Plata

Violento enfrentamiento entre facciones de la Uocra en las puertas de YPF

Dos grupos antagónicos que se disputan la conducción gremial protagonizaron incidentes en medio de denuncias cruzadas.

Otra vez, dos grupos que responden a la actual intervención de la Uocra en La Plata y a su ex líder Juan Pablo “Pata” Medina, volvieron a enfrentarse violentamente en medio de una interna gremial que no descansa. El diario El Día indica que ocurrió ayer a la mañana en las puertas de la destilería de YPF, y si bien hubo pedradas, corridas, golpes y balas de goma y gases lacrimógenos, no se conoce hasta ahora la existencia de heridos de gravedad ni detenidos.

El enfrentamiento entre ambas facciones sindicales se dio entre las puertas 2 y 4 de la petroquímica, por el camino Vergara de la vecina ciudad de Ensenada, en el marco de un reclamo por el que, según afirman desde el entorno del interventor gremial, Carlos Vergara, trabajadores de la contratista AESA habrían denunciado presuntos “errores en la liquidación de sueldos”, atribuidos a los descuentos correspondientes al cobro del impuesto a las Ganancias.

Sin embargo, desde la empresa negaron la existencia de un conflicto laboral y atribuyeron los incidentes a una interna entre facciones del gremio.

En ese contexto, según afirmaron desde ese sector, activistas vinculados a Medina -detenido desde julio de 2017 por presunta “extorsión” y “asociación ilícita”- pretendieron impedir el ingreso de otros trabajadores al complejo de YPF, marco en el que se habría desatado un multitudinario enfrentamiento que debió ser repelido por un centenar de policías, con balas de goma y gases lacrimógenos.

Los desmanes provocaron una fuerte conmoción entre los vecinos, que quedaron en el medio, dado que el lugar que fue su escenario es un barrio de viviendas, las cuales se vieron afectadas por las municiones lanzadas por uno y otro sector.

La convocatoria a la protesta se había iniciado el viernes a través de las redes sociales, de la que participó uno de los principales líderes de ese sector, Braian Medina, nieto del ex secretario general.

Proclamando el lema “Medina conducción”, el joven llamó a la concentración en el lugar con el objetivo de “apoyar desde afuera a los compañeros que seguirán con la medida de fuerza desde adentro”, al tiempo que pidió “unir fuerzas más allá de pensamientos políticos sindicales”, al tiempo que acusó a la conducción de Vergara por “aprietes” y “negociar puestos de trabajo para bancar a delincuentes”.

En las primeras horas de la tarde, un grupo de unas 200 personas vinculadas a ese sector se acercó hasta los edificios de las fiscalías de 7 entre 57 y 58 para realizar una presentación judicial en contra de los ejecutores de la intervención por presunta “intimidación”.

Se dio en un marco de denuncias cruzadas, ya que luego de que Vergara acusara haber recibido amenazas en distintas ocasiones, ayer desde su entorno afirmaron que ordenaron cerrar la sede gremial, ubicada ahora en 50 entre 3 y 4, para “proteger la integridad de los empleados ante nuevas advertencias violentas por parte de Braian y Agustín Medina”.

Fuentes judiciales indicaron que a pesar de la violencia y el despliegue policial para dispersar a los manifestantes, no se habían registrado hasta anoche heridos hospitalizados ni detenidos. Hubo, sin embargo, manifestantes que exhibieron distintas contusiones e impactos de balas de goma, uno de ellos el ex jugador de Cambaceres Pablo Contana, cercano a los Medina.

Fuentes vinculadas a la intervención gremial indicaron que horas más tarde del segundo enfrentamiento, la Uocra se presentó ante el ministerio de Trabajo bonaerense a aclarar que desde el sindicato “no hubo ninguna decisión de convocar a una huelga” y que se encuentran realizando “un análisis de los recibos de los trabajadores, para confirmar si las liquidaciones salariales que realizó la empresa fueron correctas”.

Afirmaron, además, que continuarán “trabajando desde la vía judicial”, al remarcar que “buscaron impedir el ingreso de los trabajadores al predio”.

TENSIÓN SIN FIN

Por la tarde, la tensión en esa entrada de la destilería no se había disipado. Incluso algunos grupos permanecían en el lugar en medio de la confusión. Se anticipó, por otra parte, que autoridades de la Policía dispusieron la permanencia de efectivos en la zona, para garantizar que en esta jornada no se repitan los enfrentamientos registrados ayer.

A dos años de su intervención, y contando con la mudanza de la sede que antes funcionaba en la avenida 44 entre 4 y 5, los choques y la tensión entre bandas que se disputan el gremio, especialmente, entre las vinculadas a Medina y las que se identifican con Vergara no parece tener fin.

Así lo viven vecinos de la zona del nuevo edificio de 50 entre 4 y 5, donde hace poco más de un mes se llevó a cabo una movilización por distintos reclamos en el mismo marco, y que se dio el mismo día en que un grupo de activistas vandalizaron un centro de fomento en la Cumbre. Fue también pocos días después de que el interventor denunciara un “apriete” en el marco de una reunión a plena luz del día y en un restaurante céntrico de nuestra ciudad.


Lo más leído