WhatsApp de Publicidad
Seguinos

SERIES

Enmascarados y fatales: El esperado regreso de “La Casa de Papel”

Reflexiones y adelantos, a una semana del estreno mundial

Por Fernando Quiroga
Especial para “La Brújula 24”

Si Salvador Dalí hubiese sabido que, tras su muerte, su fama se extendería a lo largo y a lo ancho de todo el mundo, por razones que nada tuviesen que ver con su performance artística; hubiese reído vivamente y declarado que también eso podía anotarse como una manifestación del surrealismo que él refrendaba. Y así lo es.

El pintor español más famoso y controvertido del siglo XX, nacido en Figueras, a llegado en la actualidad a rincones impensados del globo no por su obra personal; si no por ser “el modelo original” de las máscaras de los ladrones más famosos de la historia.

Otra de las particularidades que hace que, La Casa de Papel, siga sosteniendo, a dos años de su estreno original, una originalidad y trascendencia inusitadas.

¿Qué nos moviliza a tomar partido por los ladrones más audaces del streaming? Creo yo que la rebeldía, la sagacidad y la inteligencia que los define... ¿Será que quienes nos asumimos como público, preferimos a los antihéroes que a los emperifollados hombres de respetable bronce?

A lo largo de la historia y reflejado en la literatura está (Rinconete y Cortadillo lo atestiguan desde el ayer) los antihéroes se convirtieron en modelos de culto para una platea que, más allá de las segmentaciones, optó por adorarlos. “El Zorro” y “Robin Hood”, son grandes ejemplos de esta premisa en el siglo pasado; además de grandes transgresores, se yerguen como enemigos de los destinos predecibles y consolidados. Esa humanización, esa desacralización de la heroicidad clásica, en pos de adquirir el bastión de la simpleza, identifica mucho más al aventurero, al modelo de riesgo diario, al ciudadano medio que ‘se la banca’ todos los días, de modos ponderables.

Por ello, con o sin máscaras y overoles rojos, los ladrones que desbancaron a la Casa de La Moneda y Timbre de España, reflejan a valientes y arriesgados temerarios que no temen en erguirse contra el sistema, como nada ni nadie lo hizo jamás.

Los efusivos y encendidos discursos de “El Profesor”, sitúan al observador en una posición donde DEBE tomar postura frente al capitalismo salvaje, el que muchas veces (o siempre) oprime con su maquinaria legal al ciudadano medio. Con la adrenalina de ser portadores de los deseos ocultos de gran parte de la audiencia (no los de robar, sí los de erguirse como sobrevivientes de los sistemas corruptos) los ladrones comandados por el actor Álvaro Morte, vuelven exactamente en siete días a Netflix, el próximo viernes 19 de julio, a transitar la tercera temporada de una serie que, antes de volver a arrancar, ya reconquistó el corazón de sus fans.

Acerca del argumento esperado, los avances nos dejaron entrever que, al caer ‘Rio’ en las manos de la justicia (el personaje de Miguel Herrán) los partners in crime vuelven a reunirse (ya millonarios pero no por ello aburguesados), para salvarlo de la redes de ‘la ley y el orden’.

Con una infartante Ursula Corveró como la ‘Señorita Tokyo’ y la espléndida Alba Flores volviéndole a dar vida a ‘Nairobi’, la desfachatada gitana más amada de la ‘tele’, el equipo se carga de notable sensualidad.

Dos sorpresas más que relevantes: nuestro ‘paisano’ Rodrigo de la Serna, se pone en la piel de un estratégico planificador de la banda: Palermo es su nombre en la ficción, pero entre ellos es conocido como “El Ingeniero”. Najwa Nimri, la actriz española con fuertes raíces jordanas que interpretó a Zulema Zair en “Vis a Vis”, será la temible inspectora Alicia Sierra, cuyos métodos ‘poco ortodoxos’ para dar caza a los bienamados ladrones, se enfrentarán a la hasta ahora invicta estrategia de ‘El Profesor’.

Embarazada de ocho meses, y encarnizada contra la banda, el controvertido personaje amenaza con convertirse (al igual que lo hizo en las cuatro temporadas del drama carcelario) en exitoso eje de cada conflicto.

Con escenarios monumentales, ya sea naturales como urbanos (los que reflejan el alto presupuesto de la serie frente al éxito consabido), Tailandia y Florencia, serán dos de los destinos turísticos de los que disfrutaremos en sendas situaciones del guión. En uno de ellos, será el reencuentro de “El Profesor” con “Berlín”, aunque el realizador de la tira, Alex Pina, nos confunde en buen grado; no nos aclara si el personaje de Pedro Alonso sobrevivió a los disparos de la temporada anterior, o que lo que veremos es un salto al pasado, a modo de precuela.

Tomando Madrid como centro de rodaje (donde se incluye una escena donde vuelan miles de euros en la Plaza Mayor), un altísimo nivel de adrenalina y expectativas por demás, se prevé que la enorme realización en nuestra lengua, no sólo supere a sus dos ediciones anteriores, sino que arrase con cuanta premiación se cruce en su camino.

Original de Antena 3 en 2017, la tira de los embaucadores tuvo que entrar al universo del streaming para arribar al éxito. Éste, no sólo no se hizo esperar, sino que se redobló; Netflix, Vancouver Media y Atresmedia cerraron filas para laburar juntos y lograr, no sin enorme orgullo, el show de habla hispana más visto de la historia.

Interesante apunte para el psicoanálisis de nuestra sociedad; el futuro observará con extrañeza nuestro ‘amor’ por los bandidos; pero hoy, mientras tanto, los padres de aquellos jueces del mañana, se sentarán con balde de pochoclos frente a la pantalla de Netflix, el próximo viernes 19.

Ficha técnica

  • Nombre: La Casa de Papel
  • Categoría: Serie (tres temporadas)
  • Difusión: Netflix
  • Estreno: 19 de julio (tercera temporada)
  • Actores: Úrsula Corberó, Álvaro Morte, Alba Flores, Najwa Nomri, Rodrigo de la Serna.
  • Calificación: Excelente

Lo más leído