WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Caso "El infiltrado"

Aseguran que no hay antecedentes de un hecho similar en la Provincia

El dato lo confirmó a La Brújula 24 un defensor oficial. La grave situación fue expuesta por Bahía Indiscreta.

Foto de archivo

El Defensor Oficial Dr. Pablo Radivoy fue consultado por La Brújula 24 sobre la polémica originada en el ámbito tribunalicio local y anticipada por Bahía Indiscreta, referida a la intervención de un integrante de un juicio por jurados que durante la deliberación reveló que tenía opinión formada sobre el acusado del caso de abuso que tenían bajo análisis. Tal como informó este medio, a la declaración de no culpabilidad del imputado se llegó, precisamente, por la no uniformidad de opiniones del jurado. De haber sido encontrado culpable, se exponía a una pena que iba de 10 a 15 años de cárcel.

“No se conocen antecedentes de otro caso así en la provincia de Buenos Aires. De hecho en juicio por jurados, Bahía Blanca viene teniendo casos raros. También tuvo el primer jurado estancado y fue el lugar donde hubo muchas absoluciones cuando se inició la modalidad. Es cierto también que es una de las ciudades donde más juicios por jurados se hacen en toda la provincia”, explicó Radivoy.

Qué debió hacer el presidente del jurado

En la charla con este medio, el Dr. Radivoy destacó que la ley de esta modalidad busca “asegurar la imparcialidad e independencia de los jurados”. Durante el proceso de selección, el jurado puede autoexcluirse o ser desestimado.

“El artículo 371 quarter, inciso cuarto de la ley, obliga a los jurados a denunciar por escrito cualquier tipo de presión para emitir su voto, sea externa o interna. En casos donde haya presiones, el presidente del jurado debe informar al juez antes de que se emita el veredicto para que se pueda garantizar que la deliberación se realice sin coacciones”, explicó el defensor oficial, para aclarar que la metodología es susceptible de mejoras.

“Es fundamental que los ambientes donde se aíslan a los jurados, sean adecuados para prevenir cualquier tipo de presión externa. La ley proporciona una herramienta valiosa para la justicia, pero su implementación requiere ajustes constantes para alinearse con los principios de imparcialidad y justicia que promueve”, advirtió.

El entrevistado dejó en claro que el cuestionado integrante del jurado debió haber quedado fuera del procedimiento. “La Ley dice claramente que quien tuviese interés en el resultado del juicio, o sentimientos de afecto u odio hacia las partes o sus letrados, tiene que excusarse de intervenir. Es muy difícil saber de antemano qué relación pueden tener los integrantes del jurado con alguna de las partes. Si tienen algún prejuzgamiento hacia las partes, lo tienen que manifestar”, precisó.

Qué son los juicios por jurados

En septiembre de 2023 se cumplieron diez años de la implementación de la Ley N° 14.543 que revolucionó el procedimiento judicial al incorporar la participación ciudadana en juicios por jurados. La ley otorga a los ciudadanos la responsabilidad y el derecho de desempeñarse como jueces en casos de delitos graves, donde las penas en expectativa son de 15 años de prisión o más. Desde su vigencia ha sido el método para juzgar la culpabilidad o inocencia, aunque la decisión de aceptar o no un juicio por jurados, es del imputado. Esa circunstancia ha sido reiteradamente cuestionada por el Ministerio Público Fiscal y los particulares damnificados, que consideran que debería modificarse.

El sistema de jurados se compone de 12 ciudadanos sin formación jurídica, seleccionados mediante sorteo del padrón electoral. Para ser elegible, se deben cumplir ciertos requisitos: ser argentino o naturalizado con más de cinco años de residencia, tener entre 21 y 75 años, y comprender plenamente el idioma nacional. Están excluidos empleados del Poder Judicial, miembros de las fuerzas de seguridad o del Servicio Penitenciario, personas exoneradas o cesanteadas de cargos públicos, y condenados por delitos dolosos. Los empleados privados reciben una remuneración de 2 jus diarios (unos $55 mil) y a los trabajadores del sector público, no les descuentan el día si son convocados a ser jurado.

Lo más leído