WhatsApp de Publicidad
Seguinos

la dijo en una reunión

Se filtra una polémica frase del papa Francisco sobre los homosexuales

En una reunión a puertas cerradas que tuvo la semana pasada con obispos italianos, el papa Francisco les pidió que no dejaran entrar en los seminarios a candidatos homosexuales porque “ya hay demasiada mariconada”, según se filtró este lunes en la prensa italiana.

El papa Francisco, conocido por su espontaneidad y por utilizar un lenguaje directo y coloquial, sobre todo cuando se encuentra en una reunión en teoría reservada y confidencial, utilizó la palabra italiana “frociaggine”, que deriva de “frocio”, término traducible como “maricón”, que se utiliza para hablar despectivamente de los gays. Algo que causó revuelo y que, aunque no fue confirmado por la Sala de Prensa del Vaticano, es considerado verosímil.

Fue el sitio Dagospia el primero que aseguró que, según habían informado “varios obispos”, en esa reunión a puertas cerradas el Papa habría dicho que “en la Iglesia hay demasiado aire de ‘frociaggine’ (mariconada)” y por lo tanto los obispos deben siempre “sacar de los seminarios a todos los maricones, también los que son solamente semi-orientados”.

El Corriere della Sera y La Repubblica, que también se hicieron eco del tema, precisaron que el Papa habría dicho que “ya hay demasiada ‘frociaggine’ (mariconada) en los seminarios”, no en la Iglesia, como reportó antes Dagospia.

Tanto el Corriere della Sera como La Repubblica coincidieron en que las palabras del Pontífice puestas ahora en el banquillo -por ser demasiado coloquiales o vulgares y ofensivas-, fueron pronunciadas el lunes pasado, 20 de mayo. Entonces, a puertas cerradas, el Papa y los obispos italianos estaban hablando de un tema muy serio, sobre el que está discutiendo la Conferencia Episcopal Italiana desde hace meses: si hay que admitir, o no, en los seminarios a los candidatos declaradamente homosexuales.

“Y Francisco, aún reiterando como siempre la necesidad de recibir a todas las personas, se mostró muy rígido respecto de esta cuestión, reiterando su ‘no’, ante las aperturas de la mayoría de los obispos”, reconstruyó el Corriere. “Y lo dijo a su manera, pensando que usaba un tono coloquial y observando que en los seminarios ‘ya hay demasiada mariconada (frociaggine)”.

Varios obispos explicaron que, más que incomodidad, la salida del Papa en ese momento causó algunas risas “incrédulas” en el aula, al resultar “evidente” el gaffe de Bergoglio. “El italiano no es su lengua madre, en su familia cuando era chico hablaban el dialecto piamontés y era evidente que el Papa no era consciente de cuán ofensiva esta palabra resulta en italiano”, destacó el vaticanista del Corriere della Sera, Gianguido Vecchi.

Fuente: La Nación

Lo más leído