WhatsApp de Publicidad
Seguinos

esta mañana

Se negó a declarar el subcomisario Ñancucheo

Al detenido le imputan haber facilitado el handy para que la banda de los robacables cometa los ilícitos de manera segura.

Esta mañana se negó a declarar Martín Ñancucheo, el último de los detenidos en el marco de la causa que investiga a una banda de robacables cuyos integrantes, en su mayoría, fallecieron la noche del lunes 8 de este mes luego de recibir una potente descarga eléctrica.

Tras entregarse en la sede de Cibercrimen, el subcomisario pasó la noche en un calabozo de la Policía Federal (en la primera cuadra de calle Rondeau), donde regresará a la espera de que se resuelva su situación procesal. Hoy, acompañado de sus abogados, compareció ante el fiscal Gustavo Zorzano, se acogió al beneficio de guardar silencio y cumplió con los trámites de rigor en la Oficina Técnica de Identificación de Personas.

Zorzano lo considera “partícipe necesario” de la organización que venía llevando a cabo distintos ilícitos. Al agente policial (separado de la fuerza) le imputan haberle facilitado el handy para que cometan los delitos de manera segura.

La noche del 6 de mayo se produjo el fallecimiento de cuatro jóvenes en un campo de la Ruta 33 quienes sufrieron una potente descarga y sus cuerpos (junto al de un herido) fueron abandonados en la puerta del Hospital Municipal.

Además del ahora ex agente del orden, están detenidos Ángel Gallardo (manejaba la camioneta en la que huyó cargando a las víctimas luego del trágico hecho) y Emanuel Chamorro Sepúlveda –el único sobreviviente– quienes días atrás se negaron a prestar declaración.

En lo que respecta a Ñancucheo (a quien este jueves las autoridades fueron a buscar para realizar el arresto sin éxito, pero que luego se puso a disposición voluntariamente), el Ministerio Público tiene fundadas sospechas de que su participación era clave en este ilícito.

Aquellos minutos anteriores a la madrugada que terminó con la muerte de los ladrones intentó “recuperar” el handy que utilizaban los delincuentes. Además, al analizar la geolocalización de su teléfono celular, se corroboró que estuvo en el lugar de los hechos.

Lo más leído