WhatsApp de Publicidad
Seguinos

por su rol de jurado en La Academia

Rocío Marengo criticó a Karina La Princesita: “Eso es hacer trampa”

En la gala del martes por la noche, Marcelo Tinelli hizo un importante anuncio que sorprendió a los presentes en el estudio de La Academia. Ante la ausencia de Pampita -que no se presentó al programa por cumplirse un aniversario de la muerte de su hija Blanca-, la producción decidió convocar a Karina La Princesita para que ocupara su lugar. Esto generó polémica ya que la cantante forma parte de la competencia.

“Como participante, si a mí me ponés a evaluarme a un compañero que todavía no bailó y que todavía no se fue del certamen, me hace ruido. Es raro”, admitió la cantante en diálogo con Teleshow, y agregó que estaría de acuerdo si alguno de los participantes se quejara. “No tuve ningún comentario, pero de tenerlo, opino lo mismo”, señaló.

El momento llegó en la gala del miércoles, en el que la intérprete de “Corazón mentiroso” estuvo a ambos lados del mostrador. Primero, como jueza del último participante de la disciplina “Una que cantemos todos”. Luego, como participante, a la espera de revelación de los puntajes secretos, en esta oportunidad a cargo de Jimena Barón. Y la encargada del reproche no sorprendió a nadie, ya que Rocío Marengo suele ser la indicada a la hora de encabezar los reclamos sindicales en La Academia.

Junto a su bailarín Rafa Muñiz, Karina escuchaba las devoluciones del jurado, y protagonizó uno de sus habituales cruces con Ángel de Brito. El periodista le marcó que había llegado a su techo y la cantante prefirió quedarse con la evolución que destacó Hernán Piquín, en tanto experto en baile. “Acá de jurado arrugaste bastante”, contraatacó el conductor de LAM, haciendo referencia a que había estado blanda a la hora de poner puntajes. “Yo no puedo jugar en contra. Yo soy participante también”, se defendió La Princesita, mientras detrás suyo se iniciaban los reclamos. Y todas las miradas, y las palabras, apuntaban a Marengo.

“Kari, yo no dije ni ‘a’, vine hoy como una seda porque calculo que no voy al duelo”, se defendió la modelo en un son de paz que duró un suspiro. “Pero mis compañeros me llenaron la cabeza y yo prendí mecha en un segundo”, afirmó. “¿Está en contra que esté Karina en el jurado?”, preguntó Marcelo. “Sí, no estoy sola en esta lucha. Te puedo nombrar a varios más. Lo hizo muy bien, pero me parece injusto para nosotros los participantes. Cachete (Sierra), Cande (Ruggeri), Vivi (Saccone), Juli (Nahir Calvo) están atrás del decorado y todos quieren hablar, todos prendidos en esta”, argumentó Rocío, cómoda en su rol de representante sindical, mientras Karina, en primer plano, no podía ocultar su sorpresa.

Karina se retiró dejando atrás la polemica y satisfecha con el pase a la siguiente instancia. Recién ahí Marengo tomó nuevamente el micrófono y fue más explícita en su reclamo. “Eso es hacer trampa, porque ella puede poner un puntaje para favorecerse ella en la competencia”, argumentó la creadora de “El baile del koala”. “Poneme a mí, sabés como pongo bajo puntaje que me sirve a mí”, agregó.

Entonces, Karina irrumpió desde el backstage y retornó a la pista para realizar su descargo. “Cuando estuve ahí parada no dijiste nada, y ahora no escuché, me lo perdí”, señaló con aire desafiante. Entonces, Marengo repitió su argumento. “Vos estando ahí podés hacer estrategias, poner puntaje bajo a los virtuosos depende lo que te sirva a vos”, replicó apuntando al jurado. Y a continuación llegó el momento más caliente del intercambio.

—Yo opino lo mismo, ¿pero viste que la hice la estrategia con los puntajes que di? ¿Sí o no?

—No sé cuál es tu estrategia, vos estás jugando y calculo que tenés una estrategia para llegar a la final

—No es muy difícil de pensar. Si yo ahí sentada ponía nota baja a mis compañeros, era una estrategia. Como no la puse, no hay estrategia.

—Un siete a mí me parece bajo.

—Es lo que yo sentí. Aparte, a lo sumo tenés ahí a quién eligió esto qu ees Marcelo y te podés quejar con él y no conmigo.

Karina como jurado, en el ojo de la tormenta (LaFlia)Karina como jurado, en el ojo de la tormenta (LaFlia)

A continuación, Rocío pasó con Nacho Pérez Cortés a escuchar la devolución. “Yo vine tranqui como agua de tanque. ¿Por qué vienen todos con las quejas a mí?”, se preguntó a modo de descargo, pero el tema quedó ahí. Con 33 puntos, también pasó de manera holgada a la siguiente ronda donde, tal vez, esta historia continúe.

La modelo y la cantante ya se habían cruzado en instancias previas de La Academia. Fue durante la salsa de a tres, en la que bailaron con sus respectivas madres. Marengo objetó que su mamá había bailado mucho mejor que la de Karina, y que esas diferencias no se habían reflejado en los puntos. Y en Twitter se dijeron de todo: “La mamá de Karina se perdió -enfatizó usando mayúsculas- (y lo reconoció cuando culpó a la cámara). Además, la madre de Karina es re joven y mamá está cerca de la abuela de Cande”, consideró.

Ya enterada de lo sucedido, Karina La Princesita le pidió a su compañera que “bajara un cambio”. “Y con mi mamá no te metas”, señaló la cantante y aclaró que fue ella quien se perdió durante la performance de la salsa en trío. “No da que te pongas a comparar a dos personas mayores, Rocío. Tanto lío por dos puntitos. Y podés expresarte sin faltar el respeto a las madres que demasiado hicieron por nosotras en esta oportunidad. Decir que bailó enyesada es de atrevida”, agregó la artista destacando la crítica que había hecho Marengo.

Fuente: Infobae

Lo más leído