WhatsApp de Publicidad
Seguinos

moreno en la brújula 24

“Alberto Fernández tiene un deterioro psicofísico y no está apto para gobernar”

El candidato a diputado por el partido Republicano Federal enfatizó que el Presidente “es un hombre de relaciones circunstanciales que no tiene amigos”. Y pidió a todos los peronistas puros que lo voten.

Guillermo Moreno visitó esta mañana los estudios de LA BRÚJULA 24 en el marco de la campaña electoral de cara a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias que se celebrarán dentro de 13 días y analizó la coyuntura actual, con encendidas críticas hacia la gestión actual: “Alberto Fernández no está apto para gobernar, tiene un deterioro psicofísico”.

“Uno de sus errores garrafales fue mandar a negociar al ministro de Salud con el CEO de Pfizer. Un presidente con sentido común que tenía que adquirir vacunas debió enviar al mejor comprador, que no sea del Estado, pararse en una esquina de Once y buscar al más indicado. Fernández es un muchacho al que le encanta tomar decisiones y todas le salen mal”, sostuvo Moreno, en el comienzo de la charla con el periodista Germán Sasso.

Además, recordó: “Una vez, Cristina me preguntó cuál era la diferencia en la conducción entre ella y Néstor. Le contesté que él hablaba al final y ella al principio, lo que la llenó de alcahuetes. Kirchner te dejaba hablar que se discuta y después tomaba una decisión y nos metía a todos en un puño. Cristina desarrolló el hábito de las decisiones individuales, como la elección de Alberto Fernández. Ese mismo día dije que había elegido al peor, es un social-demócrata con el que podés solo compartir un café, pero la toma de decisiones son horribles”.

“El Presidente no está apto, lo vengo diciendo hace dos o tres meses. Dentro de la Ley todo, fuera de la Ley nada. Hay legislación que permita resolver la situación y la elección de la Provincia será un indicador de cómo sigue la política en Argentina. Si el peronismo, no esta social democracia que gobierna actualmente, tiene un buen resultado, hablará más fuerte y de eso dependerá el futuro de Alberto Fernández”, recalcó, en otro tramo de la entrevista radial.

“Antes de la pandemia, la economía cayó un 2% en esos primeros meses de gobierno. Decir que entre la salud y la economía elegía ambas era una estupidez. Si abrís la canilla y no sale agua es economía, no salud”

Posteriormente, recordó que “cuando Alfonsín o De la Rúa renunciaron no se violentó la ley. Digo lo mismo en público que en privado. Lo importante es tener flexibilidad mental para entender. A finales de 2018 dije que se necesitaba un gobierno de transición. Argentina tuvo la posibilidad en abril de 2019 de hacer un gobierno de transición que no permitieron Macri ni Cristina”.

“Macri le dijo orondo a Morales Solá que su gobierno terminó en agosto. Por qué no lo concluyó antes, dándole ocho meses para resolver temas que traían costo político que nadie está dispuesto a pagar. Eso fue lo que hizo Duhalde, los peronistas hablamos bien de él. Entregó el país caminando, a tal punto que su ministro de Economía siguió con Néstor Kirchner”, reflejó Moreno, con su verborragia característica.

Y redobló la apuesta: “Macri no tiene un buen recuerdo en la gente porque hizo un gobierno desastroso y lo mismo le va a pasar a Alberto. Cristina le dijo que era un funcionario que no funciona y le pidió que ponga orden. No es imposible cambiar la conducción, dentro de la Ley. El Partido Obrero, la UCR no van a pagar el costo, para eso está el Ejecutivo”.

“Alberto Fernández tiene un deterioro psicofísico que va más allá de su estructura de pensamiento. Le echó la culpa a su esposa cuando se filtró la famosa foto. Si hay pandemia no se hacen fiestas, más aún si firmaste un gobierno. No tenés que generar situaciones donde tu propia familia vulnere las reglas. En política se persuade y tu esposa te va entendiendo”, describió, con total crudeza, con relación a la actualidad del primer mandatario.

Incluso, recalcó que “Alberto es un hombre de relaciones circunstanciales, no tiene amigos, los cambia todo el tiempo. Vivía en un departamento de dos ambientes a los 60 años con un perro de dos metros lleno de pelos. Hay cosas donde tu psiquis tiene que funcionar. No cualquiera puede ocupar el cargo que se le ocurra. Tiene un problema estructural en la toma de decisiones, con una cabeza europea que no solucionan los problemas de Bahía Blanca”.

“Se necesita un pensamiento criollo para entender a la ciudad como cabecera norte de la Patagonia. Como diputado nacional debo resolver el tema del Puerto de La Plata, poniéndolo en valor. El de Bahía Blanca es el Puerto de Argentina por sus aguas profundas. Ayer cuando veníamos por la Ruta 33 veíamos una larga hilera de camiones que es la resultante de esto”.

Sobre su forma de catalogar al Presidente durante los últimos meses, Moreno reparó en un detalle no menor: “En las fotos, Alberto Fernández aparece con la camisa y los sacos arrugados, hay algo que no está bien”.

“Estuve todo el gobierno de Néstor, todo el primero de Cristina y la mitad del segundo. Hice autocrítica y hasta conté la anécdota, llegué de imprevisto a lo de mi vieja y ella se asustó porque pensaba que me iba del país. Faltaba harina, azúcar, aceite y enseguida venía el Golpe Militar. Llegué a la oficina y lo resolví. Como Secretario de Comercio hubo sensaciones muy feas que vivieron los adultos mayores y de eso me hago cargo”, argumentó, a modo de mea culpa.

En el tramo final, recordó que “es mentira lo que decía Verbistky que yo iba armado a las reuniones y fue por el progresismo que está en el Gobierno actual. Ellos enfrentaron a los dirigentes sindicales, luego a los intendentes, se metió con los punteros y aisló a algunos referentes del kirchnerismo. El problema del peronismo es que las fuerzas lo confrontan, nosotros no hablamos en términos de Izquierda-Derecha”.

“Voy todas las semanas a misa, soy católico, pero tenemos una mirada amplia porque quien encabeza mi lista en Bahía Blanca es Luciano Martos, que es evangélico. Si nos votás, peronismo puro y únicos con doctrina, tus hijos van a ser más felices. La corrupción es un tema personalísimo, nadie puede acusarme de que me haya quedado con el dinero de un tercero, solo se me objetan los métodos”, cerró el ex Secretario de Comercio.


Lo más leído