WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Por Romina Pires

Del escritorio al territorio

Por Romina Pires, concejal del Frente de Todos

¿Las verdaderas políticas públicas nacen del territorio o del escritorio?  Transitar y conocer la ciudad, y poner en valor la palabra y la acción de sus habitantes debería ser un ejercicio cotidiano para quienes tenemos el compromiso de ocupar puestos públicos, y no solo una actividad circunstancial de cara a las elecciones. La realidad cotidiana, la sensibilidad frente a las necesidades deberían ser el punto de partida habitual para el diseño de políticas públicas que aspiren a mejorar la calidad de vida de las y los bahienses.

Muchos de los candidatos y candidatas que integramos las diferentes listas conocemos el compromiso que existe en la ciudad con los más necesitados. La respuesta solidaria de Bahía Blanca es algo que nos enorgullece a todos sin distinción de partidos o pertenencia institucional. También conocemos el entramado de instituciones que extienden su presencia y acompañamiento por toda la ciudad: clubes deportivos, merenderos y comedores, confesiones religiosas, organizaciones vecinales, sociedades de fomento y otras ONGs comprometidas con nuestra gente. Su presencia es necesaria. Son fundamentales, pero sabemos que no alcanza.

La salida de la pobreza más dura, más estructural,  solo se puede transitar por caminos que aborden la realidad integral de cada persona: con acciones que a la vez que atiendan la urgencia de la comida, no dejen de pensar en la salud y la vivienda, y tiendan puentes a la educación, la cultura, el deporte y la formación para el trabajo. Porque sin esos puentes es inevitable recaer en la asistencia ante las necesidades, sin que se fortalezcan las capacidades de las personas para construir y ser protagonistas de su propio desarrollo.

Una verdadera política pública debe identificar e intervenir las causas de los problemas que se presentan en la ciudad, y no correr tras sus consecuencias.

El desafío para los y las que ocupamos cargos públicos sigue siendo elaborar políticas públicas  basadas en las realidades de cada barrio, de cada vecino y vecina, con compromiso, conocimiento y responsabilidad. Deseo que quienes reciban la confianza de los bahienses y tengan el honor de representar a sus vecinos en el HCD, tengan la capacidad de trabajar en conjunto para solucionar los problemas más acuciantes de nuestra ciudad, y que esa actitud reencauce a los que priorizan el territorio de los barrios más vulnerables como base fundamental para el diseño de las políticas públicas.


Lo más leído