WhatsApp de Publicidad
Seguinos

coronavirus

Infodemia: el científico del CONICET que advierte sobre las "informaciones nocivas"

El investigador Fabricio Ballarini, comprometido en derribar mitos sobre la pandemia, habló en La Brújula 24 y se refirió a los peligros que supone el mal manejo de la información en los medios.

Conocido en la escena pública por su modo simple y directo de divulgar la ciencia, el biólogo, investigador y científico del CONICET, Fabricio Ballarini, conversó esta mañana en LA BRÚJULA 24 acerca de los avances de la vacuna en todo el mundo y se explayó sobre un tema en el que ha puesto mucho hincapié desde el principio: el tratamiento que los medios le han dado a la información en pandemia.

“Los medios en general, salvo excepciones, han tomado la pandemia como un hecho de tendencia, se han aprovechado y alimentado de eso”, afirmó el investigador en diálogo con el programa La Mesa Dominguera.

“No han respondido de la mejor manera, nos encontramos con noticias falsas, movimientos antivacunas. En el peor momento no podés elegir sacar a celebridades contando que no iban a vacunar a sus hijos”, expresó.

En ese sentido, Ballarini explicó una de las alternativas que encontró para luchar contra esa desinformación “lo que se me ocurrió a mí es, por medio influencers, brindar los conocimientos armando, por ejemplo, hilos de tweets, con la esperanza de que la mayor cantidad de gente se entere de cosas científicas”.

Proveedores y patentes

“En la actualidad EE.UU está a favor de generar cierta presión a la liberación de las patentes relacionadas a las vacunas de Covid, pero depende de que las empresas den el ok”, indicó el científico.

“Lo que sucede ahora es que se ha frenado la exportación de componentes que necesitan estas vacunas. Entonces lo que se pide es que las empresas liberen las patentes y cuenten como se hacen las vacunas. Lo cual también es muy complicado, porque te pueden contar la receta, pero después tenés que armar la fábrica, lo que lleva tiempo y mucho dinero”, señaló.

Y continuó: “Es una tecnología nueva, sobre todo en este tipo de vacuna. No hay muchos laboratorios que tengan la capacidad de hacerlo”.

Respecto a las demoras en el envío de las dosis previstas, el investigador afirmó que “todos los países tienen problemas con los proveedores, porque a la mayoría les prometieron más vacunas de las que están entregando actualmente. La producción se encuentra en un cuello de botella”.

“Se cree que en los próximos meses esas fabricas van a estar terminadas. Se piensa que para fin de año la producción va a escalar y va a ser enorme”, completó.

Lo más leído