WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Coronavirus

Detectaron la variante de Manaos en Bahía

La secuenciación realizada en la ciudad arrojó resultado positivo en una mujer que arribó de Misiones. "Ahora vamos a extremar todas las medidas de aislamiento de los contactos estrechos", avisaron en la Municipalidad.

La variante de Manaos, una de las nuevas y más temidas cepas del coronavirus, que dejó estragos en el sur de Brasil, arribó a Bahía Blanca.

El titular de la Subsecretaría de Atención Integral de la Salud del Municipio, Ezequiel Jouglard, le confirmó a la redacción de LA BRÚJULA 24 que si bien resta la confirmación oficial por parte del Instituto Malbrán, la secuenciación realizada en nuestra ciudad arrojó resultado positivo en una mujer que regresó de viaje proveniente de Misiones.

"Vamos a extremar las medidas de aislamiento de los contactos estrechos", agregó el reconocido infectólogo.

Desde Región Sanitaria le mencionaron a este medio que más allá de esperar la confirmación por parte del Malbran, la notificación sobre la detección de esta variante en la ciudad ya fue incorporada al SISA (Sistema Integrado de Información Sanitaria de Argentina) lo que funciona como una especie de declaración jurada.

QUÉ SE SABE DE LA CEPA DE MANAOS

La variante P.1 fue descubierta en Japón, en personas que habían realizado un viaje al Amazonas (Brasil) en diciembre de 2020. Este hallazgo permitió profundizar estudios sobre esta nueva variante y confirmar que la misma se encontraba presente en Manaos (Brasil). Hasta el momento, ha sido detectada al menos en 36 países, entre los que se encuentran Brasil, Colombia, Perú, Venezuela, Uruguay, Chile y Argentina.  

Esta variante posee 17 mutaciones, entre ellas algunas sobre la proteína S (spike), responsable de unirse a los receptores de células humanas y de este modo facilitar la infección. Estas mutaciones aparentemente favorecen al virus para propagarse más rápido que las versiones anteriores.

Un estudio preliminar realizado por investigadores del Centro Brasil – Reino Unido para el Descubrimiento, Diagnóstico, Genómica y Epidemiología de los arbovirus (CADDE) -en base a modelos matemáticos-, estima que la variante de Manaos es entre 1,4 y 2,2 veces más transmisible que las variantes que circularon en la primera ola. 

Además, los científicos estiman que, en un porcentaje de las personas ya infectadas con el SARS-CoV-2 -entre el 25% y el 61%-, la nueva variante es capaz de esquivar la acción del sistema inmunológico y provocar una nueva infección.

“Estas cifras constituyen una aproximación, pues se trata de un modelo. De cualquier modo, el mensaje que los datos transmiten indica que incluso quienes ya han tenido COVID-19 deben seguir cuidándose. La nueva cepa es más transmisible y puede infectar incluso a quienes ya poseen anticuerpos contra el nuevo coronavirus. Esto fue lo que sucedió en Manaos. La mayor parte de la población ya poseía inmunidad y aun así hubo una gran epidemia”, explicó Ester Sabino, investigador de la Universidad de San Pablo. 

Otro estudio de investigadores de la Fiocruz Amazonia, la principal unidad del instituto federal brasileño Fundación Oswaldo Cruz en la región norte del país, indica que en personas infectadas con el linaje P.1. la carga viral en el organismo puede ser hasta 10 veces más alta. 


Lo más leído