WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La visión de una especialista bahiense

"Es difícil establecer un plan para reinsertar socialmente a un abusador"

La licenciada en psicología Paula Kraser mencionó que existen muchas causas que pueden llevar a una persona a cometer un acto de este tipo. Además, mencionó que el peligro de una reincidencia es mayor cuanto más graves sean los antecedentes del individuo.

La liberación de Florencio Entraigas, el enfermero que cumplió una condena de ocho años de prisión tras ser descubierto mientras violaba a una mujer que estaba internada en estado de coma, en la terapia intensiva del Hospital Municipal, volvió a poner en el centro del debate un tema para el que existen diversas miradas.

¿Existe la posibilidad de que una persona que cumplió con una condena por un caso de este tipo pueda reinsertarse en la sociedad?, ¿qué tan alta es la tasa de reincidencia?. La licenciada en psicología Paula Kraser, especialista en la materia, brindó su punto de vista sobre la cuestión y fue muy clara al afirmar que "resulta muy complejo poder establecer un plan para reinsertar a un abusador en un entorno", ya que "existen muchas causas" que pueden derivar en hechos de este tipo.

"Para analizar las posibilidades de resocialización desde mi ciencia, creo que primero debemos entender los esquemas de pensamiento del agresor, las causas de su conducta, y los matices y características del sistema social y cultural al cual se quiere “reinsertar”. También cabe preguntarse, y preguntarle al condenado, si tiene deseos de resocializarse, o si alguna vez siquiera se sintió parte de ese orden social", mencionó ante la consulta de la redacción de LA BRÚJULA 24.

La especialista mencionó que según estudios recientes, un 70% de los condenados por delitos contra la integridad sexual niegan el hecho, y que la gran mayoría son clínicamente normales, con menos antecedentes penales que otros tipos de presos. Además, el 75% de los agresores habían alcanzado un bajo nivel de estudios, y un 40% contaba con antecedentes penales, destacándose el robo.

"Se debe prestar atención, como método preventivo, en quienes incurren en otros delitos, y que no siempre debemos asociar a un hecho jurídicamente delictivo, con solución en el campo de la salud mental. Si el accionar abusivo no está justificado por patología, ¿Qué sentido tendría entonces ir al médico por ello?", se preguntó.

"Si así fuese el caso, e imaginando una hipótesis de trabajo terapéutico, deberíamos fomentar planes de trabajo en relación con la falta de asertividad y habilidades sociales, control de impulsos sádicos y hostiles, búsqueda de metas alternativas a estos comportamientos. Lo cierto es que esta no es la única causa que puede impulsar a una persona a ultrajar a otra. Algunas teorías sostienen que existiría una patología de base que lo justificaría, como un trastorno de personalidad narcisista o antisocial.  Con todo lo anterior mencionado, podrán imaginarse lo difícil que puede ser concretar un plan particular de reinserción social desde el campo de la salud mental", completó.
 
Kraser también se refirió a la posibilidad de que exista una reincidencia en este tipo de comportamientos por parte del abusador.

"Lamentablemente, son pocos los registros actualizados y exhaustivos sobre esta temática. En el año 2016 el Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC) computó 12.424 hechos por delitos contra la integridad sexual. Descifrando la información del Registro Nacional de Reincidencia (RNR), que revela que se dictaron al menos 1.932 sentencias condenatorias por delitos contra la integridad sexual en el mismo período, implicaría una proporción del 15,5% en relación con los hechos denunciados durante el mismo año. De todos modos, este dato solo describe la cantidad de personas que se animaron a denunciar, no de la reincidencia total y real, ya que se estima que en general, solo el 20 % se anima a emprender un proceso judicial", mencionó.

"Hay una regla que afirma que el peligro es mayor cuanto más graves sean los antecedentes delictivos en el momento de realizarse el diagnóstico", concluyó la profesional.


Lo más leído