WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tras 14 meses sin actividad

La noche en la que el teatro Don Bosco volvió a latir de la mano de Luceros

"Fue un renacer. Mirábamos la persiana de metal levantarse y la gente ingresar y se nos caían las lágrimas".

Las palabras pertenecen al empresario y productor teatral Daniel Volpe, uno de los responsables del Teatro Don Bosco, quien ayer y tras 14 meses sin actividad producto de la pandemia de coronavirus, pudo reabrir la mítica sala de la ciudad.

Los encargados de encender nuevamente la llama de la actividad cultural fueron nada más y nada menos que Luceros el Ojo Daltónico, la banda bahiense más popular de la actualidad.

Así sonaba Luceros en un recital de 2019 (Osvaldo Casanova)

Ante un aforo de 390 personas, quienes se sometieron a un estricto protocolo sanitario, tanto en el ingreso como adentro del recinto, Luceros repasó parte de su repertorio, con clásicos y temas de su nueva producción, denominada "A lo bonzo."

"El teatro despertó. El escenario parecía un plato volador por el despliegue de luces y la banda estuvo sensacional. Volver a sentir los aplausos fue como despertar de una pesadilla que duró 14 meses", agregó Volpe.

El espectáculo de Luceros contó con la producción de Sur Producción, de Darío Weber y "Trivi" Rodríguez. Hoy se repetirá la función desde las 19:30, con aforo ya agotado. Además y tras esta buena experiencia, se espera que la agenda cultural bahiense comience a nutrirse poco a poco.

"Estamos muy ilusionados con este regreso. Aguardamos ansiosamente que la Provincia habilite una cantidad de público cercana al 50% para convertirnos nuevamente en una plaza atractiva para las grandes obras, que ahora pasan directamente para La Pampa y Río Negro. Es como un renacer, después de varios meses muy difíciles", completó.

"NOS SENTIMOS ESCUCHADOS"

Daniel Volpe también se mostró satisfecho por el nivel de respuesta que vienen encontrando en las últimas semanas por parte de las nuevas autoridades municipales, encabezadas por José Ignacio González Casali, quien asumió a mediados de enero como nuevo Director del Instituto Cultural.

"En la nueva gestión se nota un conocimiento de la actividad y un dinamismo en la gestión que nos brinda mucha tranquilidad. Pasamos muchos meses donde la respuesta era solamente el silencio. Pero en estos últimos meses y desde que asumió la nueva conducción en Cultura de la Municipalidad, el nivel de respuesta es completamente diferente", mencionó.

"Estuve un año gestionando y no pasó nada. Pero ahora y a las 24 horas de haber asumido, el propio Ignacio Casali me llamó y mantuvimos una reunión en la que me asesoró y me brindó todas las herramientas que tenía a su alcance para poder colaborar. Muchas veces no es un subsidio el que arregla todo, es un oído", completó.


Lo más leído