WhatsApp de Publicidad
Seguinos

chacabuco al 1400

La autopsia reveló el calvario que vivió la mujer antes de morir

Con el informe forense se descubrió que la fallecida estaba peor de lo que se creía. Murió por un shock hipovolémico y séptico. No quedarían dudas sobre el abandono de persona.

En un rincón de una habitación, intentando imitar la posición fetal; así fue como los médicos de la empresa Alerta encontraron sin vida a María Cristina Piscitello en la tarde de ayer.

Si bien la idea del abandono de persona por parte de su hermano sobrevoló la casa de calle Chacabuco al 1400 desde un primer momento, con los resultados de la autopsia esa teoría se afianzó.

Si el informe preliminar movió las fibras más intimas de la población, el escrito del forense que practicó hoy la autopsia sin lugar a dudas hizo conmover al más duro.

La medicina no dio lugar a dudas: la mujer estaba peor de lo que se creía. Si bien tenía 55 años, por su deterioro parecía 20 o 30 años más grande.

La atrofia muscular era tal que el profesional dejó de lado el término "caquexia" (extrema desnutrición) y le sumó un grado más de deterioro: maceración.

Pero lamentablemente había más. Según pudo saber la redacción de LA BRÚJULA 24, a la vestimenta que tenía se la calificó de "harapos", y al retirarle los zapatos se encontraron úlceras en las plantas de los pies, lo que determinó que más allá del sufrimiento lógico, la fallecida hacía un par de meses que no podía caminar.

En la casa había tres habitaciones, pero solo una medianamente ordenada. Las otras dos, incluida donde María Cristina finalmente murió, tenían bolsas llenas de cosas sobre las camas; y ante la imposibilidad de moverse por sus medios, no se descarta que habría dormido por varios días en el piso.

Fuentes consultadas por este medio aseguraron que en la propiedad había alimentos y hasta cajas de leche; por lo que su hermano que también vive allí estaría cada vez más comprometido en la causa.

El estudio médico determinó que debido al combo de deshidratación, infecciones hasta con gusanos, lesiones en la cadera y hambre extremo, Piscitello murió por un shock hipovolémico y séptico. Y además reveló otro detalle no menor para la investigación.

Su hermano dijo que sobre las 14, cuando llamó a PAMI, ella aún estaba con vida. La hora de muerte en cambio fue establecida entre las 7 y 8 de la mañana.

Todos estos datos que contribuyen de manera firme a la investigación ya están siendo analizados por la UFIJ N° 7. No se descarta que en las próximas horas haya novedades en la causa.


Lo más leído