WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Los 100 años de la radio

En el cumpleaños de la radio, el homenaje a dos grandes voces de Bahía

Raúl De Gásperi y María Palma Nazzaro recordaron momentos históricos de la radiofonía local y también se refirieron a la actualidad. Escuchalos y emocionate con ellos.

Muchos de quienes hoy hacen radio, crecieron y se formaron escuchando a grandes voces. Y entre ellas, sin dudas, se encuentran las de Raúl De Gásperi y María Palma Nazzaro, dos verdaderos íconos de la radiofonía bahiense.

Dueños de un tono, de una manera de comunicar y de un profesionalismo que los hicieron trascender más allá de la época, son palabras más que autorizadas para hablar justamente en el cumpleaños N° 100 de la radio. Y así lo hicieron en el programa Nunca es Tarde de LA BRÚJULA 24.

"Somos unos agradecidos y la gente nos lo ha hecho saber. Desde un primer momento, sacamos la conclusión de que no hay que subestimar al oyente. Ellos van desnudando al personaje que está atrás de ese micrófono. Además, van formando a esa persona de acuerdo a la voz que escuchan y realmente, comprobás que sus conclusiones no están muy lejos de lo que esas personas realmente son", reflexionó el otrora conductor de Selección Privada.

"Tuve la oportunidad de transitar por todos los momentos de las radio, viviendo los avatares de las diferentes décadas y de los momentos políticos e históricos del país. Pero siempre la condición fue respetar el micrófono. Si te reías al aire, tenías que contar por qué lo hacías, siempre haciendo participar al oyente", reflexionó De Gásperi.

Con respecto a la actualidad, el reconocido locutor dijo que le preocupa el vocabulario y las formas que utilizan algunos profesionales. "Me paseo por el dial bastante seguido. Me preocupa mucho la cantidad de microfonistas que hay y los pocos profesionales que trabajan en el medio. He hablado con chicos de otras generaciones y siempre he dicho lo mismo. En la radio sos un referente y tu vocabulario vale. Tenés que medir lo que decís y cómo lo decís, porque cada palabra cuenta. Pero también entiendo que tiene que ver con una cuestión generacional", agregó.

A su turno, Maria Palma Nazzaro, con su voz inconfundible, destacó dos virtudes fundamentales a la hora de encarar un micrófono: el amor y la pasión por el trabajo.

"Estoy muy bien, en casa, trabajando los domingos a la mañana. Entré a trabajar a una radio el 13 de enero de 1969, hace ya 51 años y lo importante es que siempre lo hice con mucho amor y mucha pasión", dijo.

"Cuando empecé era un trabajo que para muchos no existía. Era extraño trabajar en una radio. Pero se me dio y fue y es una experiencia extraordinaria", agregó.


Lo más leído