WhatsApp de Publicidad
Seguinos

estuvo internada

"Rompí un vidrio y entré con una manguera", dijo tras el incendio de la casa de sus hermanas

Marina Fuentealba tiene 33 años y su arrojo la puso en peligro. Por intentar salvar de la voracidad de las llamas algunas de las pertenencias del interior de la vivienda ubicada en Federico Baeza al 2000 (donde viven sus hermanas y dos criaturas) pasó varias horas en el Hospital Penna.

En diálogo con LA BRÚJULA 24, la mujer pide colaboración porque quienes residen en la propiedad arrasada por el fuego se quedaron literalmente "con lo puesto".

"Estaba durmiendo, escuché el estruendo y salí a ver qué pasaba. El fuego se descontroló por eso mi papá cortó rápidamente la luz. Rompí el vidrio y me metí a apagar el fuego con una manguera", sostuvo Fuentealba, en el programa "Tal Cual Es".

Y agregó: "Me quedé sin aire, por eso en la ambulancia me suministraron oxígeno y me llevaron al hospital. Llegaron los vecinos y con la canilla de adelante terminaron de sofocar las llamas".

"Cuando vinieron los bomberos ya estaba extinguido. Una de mis hermanas tiene una nena de seis años y la otra una beba de dos meses. Se quedaron con lo puesto, no tienen nada", finalizó, visiblemente preocupada por la situación.

Lo más leído