WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Emergencia por el coronavirus

Alberto Fernández y la grieta: "Dios no nos perdonaría tener diferencias"

Además y a días de definir la continuidad de la cuarentena, mencionó que "nadie sabe cuánto dura el virus en el cuerpo".

Días antes de definir cómo continuará la cuarentena para intentar evitar la propagación del coronavirus, el presidente Alberto Fernández advirtió que "nadie sabe cuánto dura el virus en el cuerpo".

El jefe del Estado lo dijo al inaugurar un "hospital solidario" destinado a pacientes sin cobertura médica que se montó en el predio del hospital privado Austral, en Pilar, donde contó la historia de Marisa, una enfermera que tuvo el virus en el cuerpo durante 60 días.

"Conocí a Marisa que cumple años hoy, una enfermera que tuvo coronavirus y ¿saben hasta cuando le encontraron restos? Hasta el día 60 después de que se contagió. Debe ser un caso análisis. Nadie sabe cuánto dura el virus en el cuerpo de uno", señaló Fernández.

Y agregó: "Esto explica por qué en muchos lugares del mundo que nos ponen de ejemplo hay como una reincidencia en la enfermedad y contagian los que ya se contagiaron, porque pueden existir restos del virus".

También contó el presidente que conoció y habló durante unos minutos con un matrimonio de médicos que se contagiaron de coronavirus y en ese momento nació Sofía, su hija.

"Pude ver imágenes de la pandemia del presente y el futuro. Pude ver una pareja de médicos que hace pocos meses vieron nacer a Sofia, pero que el marido se contagió de coronavirus y contagió a su esposa en el octavo mes de embarazo y Sofía nació. Eso habla de un momento ingrato y también de la posibilidad de sobrellevarlo", insistió Fernández.

Y después compartió la historia de Arnaldo, un albañil que participó de la construcción del hospital, que demandó ocho semanas, pero que los domingos faltaba porque realizaba una olla popular para personas necesitadas.

Destacó Fernández que el nuevo hospital solidario, que recibirá solo a pacientes derivados por el municipio de Pilar, cuenta con la misma cantidad de camas de cuidados intensivos que el Hospital Austral: "No hicieron algo para que parezca que se preocupan por los pobres, sino que hicieron algo de verdad".

Repitió, como en la mayoría de sus discursos, que la pandemia del coronavirus le da la posibilidad a los argentinos de "construir una sociedad más justa", y pidió dejar de lado las diferencias porque "la única preocupación es salvar vidas".

"Obviamente la pandemia nos condena al dolor que una pandemia trae. El malestar de estar aislado y el malestar económico que nos afecta a todos por igual y que no es resultado de la cuarentena y es resultado de la pandemia, que es lo que a algunos les cuesta entender".

El "hospital solidario" contará con 60 camas, 40 para observación y las 20 restantes para terapia intensiva e intermedia.

(Fuente: Télam y Clarín)

Lo más leído