WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Habló el padre del tripulante puntaltense

Dos años sin el ARA San Juan: "Tenemos pocas esperanzas en la justicia"

Jorge Villarreal no tiene confianza en las autoridades que asumirán a partir del próximo 10 de diciembre. Además, resaltó que tras los honores recibidos hoy, su hijo "descansará más tranquilo".

La vida de la familia Villarreal cambió para siempre aquel 15 de noviembre de 2017.

En aquella jornada, los medios nacionales y luego los internacionales, se hacían eco de la desaparición, cerca de Puerto Madryn, del submarino ARA San Juan, que llevaba 44 tripulantes en su interior.

Lo que siguió tanto para su esposa y su hija, como para los padres de Fernando Villarreal, el tripulante puntaltense de la nave argentina, fueron días con mezcla de incertidumbre, esperanza y sobre todo bronca.

Hoy, dos años después de aquella fatídica jornada, apenas pudieron completar uno de los tres pilares que se habían propuesto en aquel entonces, que eran búsqueda, verdad y justicia.

"De la causa sabemos muy poco. De todos modos, tenemos pocas esperanzas. Va a asumir un nuevo ministro de Defensa (por Agustín Rossi), que estuvo cuando se realizó la reparación de media vida del submarino y también volverá la ex ministra Garré (Nilda), por lo que no creemos que se vaya a mover mucho la causa", destacó Jorge, el padre de Fernando, en diálogo con la redacción de LA BRÚJULA 24.

Fernando, junto a su esposa, participaron hoy del homenaje que se realizó en Mar del Plata y destacó que tras recibir los honores militares, seguramente "Fernando descansará más tranquilo".

"Era un hijo maravilloso. Lo que se proponía, lo hacía. Tuvo las mejores clasificaciones, se casó y fue papá. Siempre fue muy compañero y por eso se lo extraña tanto", rescató.

Martina, la pequeña hija de Fernando, que tenía 3 en aquel entonces y que ahora tiene 5, es el motor que les da fuerza para comenzar cada día.

"Nos queda un pedacito de Fernando que es su hija. Ella lo recuerda mucho al papá. Se acuerda de cada cosa que le enseñaba y lo tiene muy presente. De todos modos, está con ayuda de profesionales, porque de a poco empieza a tomar conciencia de todo lo que sucedió y tiene que empezar a asimilarlo", relató.

Por último, Jorge mencionó que se han hablado de muchas teorías, pero cree que va a ser muy difícil saber qué fue exactamente lo que pasó en aquella jornada y lo que debieron atravesar los 44 profesionales durante aquellos minutos trágicos.

"Ellos eran muy buenos profesionales, pero acá hubo hubo negligencia y desidia. Si bien el submarino podía navegar, no estaba en condiciones. No tendría que haber salido nunca", completó.

Para la jueza de la causa, "la justicia está más cerca"

“El camino hacia la justicia está más cerca”, dijo la jueza federal de Caleta Olivia este viernes, al cumplirse dos años de la desaparición delsubmarino ARA San Juan​ en aguas del Atlántico Sur, frente a las costas del Golfo San Jorge.

Marta Yáñez, quien lleva la causa desde el primer día, expresó además: "Todos los días tenemos presente esta causa porque nos ha cambiado la vida, a mis colaboradores y a mí”.

Y agregó: "No haré adelantos ni especulaciones respecto a los motivos de la tragedia. No descarto nada pero no voy decir nada porque quizá eso me valdría que me saquen de la causa como algunos quieren en este momento. Pero con tanto trabajo realizado y compromiso contraído no estoy dispuesta a dejarla bajo ningún punto de vista”.

El submarino ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo. Sus restos fueron encontrados un año después, el 17 de noviembre de 2018, a 900 metros de profundidad.

“Digo que el camino hacia la justicia está más cerca de momento que estamos pudiendo atribuir responsabilidades presuntas. A quienes hemos citados se les pueden atribuir hechos u omisiones. Pero no hay que apurarse porque nuestras calificaciones son después observadas y analizadas por la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia”, indicó la jueza.

Homenaje en Mar del Plata

Hoy, en la Base Naval de Mar del Plata, se llevó a cabo un acto para conmemorar y reconocer a los 44 tripulante.

El jefe de la Armada Argentina, Almirante José Luis Millán, fue el encargado de brindar algunas palabras para acompañar el profundo dolor de las familias que se acercaron hasta el predio de la Escollera Norte para evocar, una vez más, a sus submarinistas. "Sin duda que ellos ya están en la historia; el respeto hacia ellos no admite divisiones y no sabe de desencuentros", reconoció el funcionario.

En el homenaje no estuvieron ni el Presidente Mauricio Macri ni el Ministro de Defensa de la Nación, Oscar Aguad, ni el Secretario de Derechos Humanos y Plularismo, Claudio Avruj, ni el Intendente Carlos Arroyo.

"Para algunos hechos de la vida simplemente no existen palabras. Es tan fuerte el impacto en el alma que el silencio se vuelve irreemplazable y paradójicamente resulta lo más elocuente. Pero  es preciso buscar palabras que nos aproximen a esos acontecimientos; encontrar símbolos que resalten lo sucedido para honrar a los protagonistas como se lo merecen y como nosotros necesitamos", reflexionó en una primera instancia el Jefe de Estado mayor de la fuerza.

Lo más leído