WhatsApp de Publicidad
Seguinos

chau lágrimas

Cómo picar cebolla sin llorar: los mejores trucos de los expertos

Sin duda alguna, la cebolla es esa verdura que despierta amores y odios por igual. Su sabor la convierte en una estrella de la gastronomía argentina, pero el drama de las lágrimas al picarla puede hacerte reconsiderar su uso. Si querés disfrutar de su sabor sin sufrir, estás en el lugar correcto. Acá te revelamos los secretos mejor guardados por los chefs para picar cebolla sin llorar.

Antes de sumergirnos en las soluciones, es útil entender por qué la cebolla nos hace llorar. Este drama culinario se debe a su composición química. Las cebollas contienen azufre, y al cortarlas, se desencadena una reacción que libera compuestos sulfurados, dando paso a una enzima llamada alinasa. Esta enzima convierte esos compuestos en un gas conocido como factor lacrimógeno de la cebolla. Este gas, al llegar a nuestros ojos, se disuelve en la película lagrimal y se transforma en ácido sulfúrico, una sustancia bastante irritante. Como respuesta, nuestros ojos producen lágrimas para protegerse de este ácido.


Cuáles son los trucos para picar una cebolla y no llorar

  • Freezar la cebolla: minutos antes de picar la cebolla podés guardarla en el congelador de tu heladera, esto evitará la difusión del gas y reducirá los niveles de irritación que provocan el lagrimeo.
  • Bajo el agua: picar la cebolla dentro de un recipiente con agua es otra opción que podés aplicar ya que de esta forma evitás el contacto con la alinasa y lo que esto desencadena posteriormente.
  • Prender una vela: picar una cebolla al lado de una vela encendida ayuda a que el fuego absorba este gas irritante que entra en contacto con los ojos y la nariz.
  • Ventilar la cocina: Abrí una ventana o encendé un extractor de aire para eliminar el gas irritante de la cocina.

Con información de TN

Lo más leído