WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se usaron US$340 millones

El Gobierno denunció malversación de fondos de las becas Progresar

Se desconoce el destino preciso de los fondos y si realmente llegaron a manos de los estudiantes más necesitados.

El Ministerio de Capital Humano, encabezado por Sandra Pettovello, ha destapado un escándalo de proporciones en el programa de becas “Progresar”, desencadenando una investigación exhaustiva que arroja luz sobre graves irregularidades. El programa, respaldado con un financiamiento internacional de 341 millones de dólares, otorgado por el Gobierno de Alberto Fernández en noviembre de 2019, ahora está en el centro de la polémica debido a la falta de control y la posible malversación de fondos destinados a estudiantes en situación de vulnerabilidad.

La denuncia presentada ante la justicia revela un panorama desalentador: se desconoce el destino preciso de los fondos, quiénes se beneficiaron de ellos y si realmente llegaron a manos de los estudiantes más necesitados, específicamente aquellos de entre 16 y 17 años, a través del programa de “Asistencia a Jóvenes Estudiantes para la Finalización de la Educación Obligatoria”.

Entre las irregularidades detectadas, se destaca la falta de control por parte de la Dirección Nacional de Becas y Democratización Educativa (DNByDE) durante el año 2022, según lo señalado por la Subsecretaría Legal del Ministerio de Capital Humano. La ausencia de registros adecuados dificulta la verificación de la cantidad de becas otorgadas, la selección de los beneficiarios y la legalidad de dichos otorgamientos.

La investigación también revela la inexistencia de legajos individuales para cada becado, así como la falta de documentación que respalde los otorgamientos. Además, no se encontraron solicitudes ni formularios de inscripción con certificación escolar, ni información en la ANSES sobre los ingresos de los postulantes y sus familias.

La auditoría realizada por la Sindicatura General de la Nación califica el caso como de “impacto alto”, destacando la gravedad de la situación en perjuicio del Estado Nacional. Sin embargo, llama la atención que el gobierno anterior no haya tomado medidas ante estas advertencias, a pesar de la gravedad de la situación.

En una última auditoría ordenada por Pettovello, se resalta la detección de debilidades en el proceso de otorgamiento de becas, incluida la falta de un sistema que garantice la trazabilidad del proceso y la certificación mensual de las instituciones educativas.

Además, se ha encontrado documentación comprometedora en la oficina personal de Nicolás Sojit, ex Director General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales de la Subsecretaría de Gestión Administrativa del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Estos documentos sugieren una fuente de financiamiento externo específicamente destinada al programa de Becas Progresar.

Fuente: Infobae

Lo más leído