WhatsApp de Publicidad
Seguinos

media sanción en diputados

Avanza el proyecto del Monotributo Tecnológico: de qué se trata

El nuevo régimen permitirá a cobrar hasta 30.000 dólares por mes en concepto de exportación de servicios sin obligación de liquidarlos en el Mercado Único de Cambios.

El oficialismo de la Cámara de Diputados logró aprobar el proyecto de ley que crea el Régimen Simplificado y Cambiario para Pequeños Contribuyentes Tecnológicos, que habilita a cobrar hasta 30.000 dólares por mes en concepto de exportación de servicios sin obligación de liquidarlos en el Mercado Único de Cambios.

La iniciativa impulsada por el Ministerio de Economía, también conocida como “monotech”, cosechó 111 votos positivos, 11 negativos y 85 abstenciones, y será tratada en el Senado.

Juntos por el Cambio se abstuvo en su totalidad, al igual que el Frente de Izquierda, mientras que el Interbloque Federal votó en contra y Provincias Unidas a favor.

Según el proyecto, quienes adhieran voluntariamente a este régimen cambiario especial deberán pagar al fisco mensualmente una cuota (que incluye en un único monto el impuesto integrado, los aportes jubilatorios y la obra social) de acuerdo a un esquema de escalas diferenciadas.

El régimen del monotributo convencional actual habilita hasta un tope de 12 mil dólares, con lo cual esta iniciativa ampliará ese techo.

El espectro de actividades alcanzadas por esta nueva figura de monotributistas Tech es amplio, y no se reduce únicamente a las comprendidas en la Economía del Conocimiento como podrían ser programadores, desarrolladores de software, desarrolladores de videojuegos, productores audiovisuales, profesionales de la bio y nanotecnología, de la industria aeroespacial y de la industria 4.0.

También incluye a otras actividades que tienen un mercado de exportación como la que desarrollan traductores, diseñadores, guionistas y periodistas, por citar algunos casos de trabajadores que venden servicios al exterior.

Y la gran novedad es que este régimen de “Monotributo Tech” alcanza también a jugadores que desarrollan competencias profesionales de deportes electrónicos o “e-sports”. En el caso de este tipo de sujetos, las condiciones difieren dado que no aportan a la seguridad social ni a obra social.

Fuente: LB24 / MdZOl.

Lo más leído