WhatsApp de Publicidad
Seguinos

la palabra de un experto

“Cada vez que uno hace una búsqueda en Google está usando inteligencia artificial”

Guillermo Simari, profesor emérito de Ciencias Computacionales en la UNS, conversó sobre el tema con La Brújula.

La inteligencia artificial está más presente en la vida cotidiana de lo que pensamos, pero a la vez está muy lejos de lo que algunos voceros de grandes empresas de tecnología o el cine muestran.

Guillermo Simari, profesor emérito del Departamento de Ciencias Ingeniería de la Computación de la UNS, aseguró que “las películas (de ciencia ficción) han hecho un daño grande, porque son especulaciones que se hacen y se muestran como si fueran posibles inmediatamente”.

El experto explicó que la inteligencia artificial son “sistemas computacionales que en ciertos aspectos se comportan con las mimas capacidades que tendría un ser humano, por ejemplo, estos sistemas que juegan al ajedrez”.

Y aunque no representan una amenaza para el ser humano como Skynet de la película Terminator, están presentes en lo cotidiano. “Cada vez que uno pone en Google una búsqueda, está usando inteligencia artificial, es lo más evidente. El GPS utiliza ciertos sistemas de inteligencia artificial, el sistema de mapas usa sistemas de inteligencia artificial”, detalló.

“Pasa con la inteligencia artificial que desaparece, en el sentido de que se convierten en rutinarios y nadie tiene el entusiasmo de decir ¡uy¡ esto es inteligencia artificial. Es el frente de la ola de lo que es computación. Todos los desarrollos informáticos al principio son extraordinarios y luego pasan a ser rutinarios. Hoy nadie se sorprende de que pueda ir a un cajero y sacar dinero sin que haya descoordinación con la cuenta bancaria”, agregó.

Simari destacó que hay mucha inversión en aplicaciones militares de la inteligencia artificial, como los drones, pero no llegan al punto de poner en riesgo a la humanidad.

“Hay dos niveles de inteligencia artificial. Una estrecha que puede desarrollar una tarea muy bien, como los autos sin conductor o el que juega al ajedrez. Luego está la inteligencia del ser humano, que sería una máquina que podría comportarse como si fuera un ser humano o más inteligente. No existe el conocimiento para desarrollar eso”, detalló.

Simari resaltó que lo que a los investigadores en este momento les motiva más es “producir sistemas que ayuden a que la vida sea un poco mejor, que el ser humano contamine menos, que el ser humano sea más amigable con el planeta de lo que lo estamos siendo para alejarnos un poco del peligro de extinción en el que estamos metidos si no cambiamos el rumbo”.

Lo más leído