WhatsApp de Publicidad
Seguinos

HABLÓ CON LA BRÚJULA 24

Planes sociales: Chiche Duhalde quiere darle la lapicera a los Intendentes

La dirigente peronista se refirió a la puesta en marcha del plan Jefes y Jefas en su época de funcionaria y lo comparó con la situación actual.

Hilda “Chiche” Duhalde fue quien en su momento motorizó la implementación del plan Jefes y Jefas de Hogar. Este tarde, la dirigente peronista habló con La Brújula 24 sobre aquellos tiempos de crisis y los comparó con la situación de los últimos años, cuando se imponen cambios en el otorgamiento de los beneficios que actualmente son monitoreados por los movimientos sociales.

“La decisión en ese momento era inevitable. Había que apagar el incendio de muchas maneras y una de ellas era atender a los sectores que estaban más desprotegidos. Todos los sectores que reclamaban tenían razón, pero había algunos que eran los que más necesitaban ayuda. El plan Jefas y Jefes fue una ayuda inmediata; tan es así que se decidió que fuera lo primero que se pagara”, expresó al programa “Nunca es tarde”.

“La diferencia con lo que fue sucediendo con el paso del tiempo es que estaban controlados, sabíamos nombre y apellido, estaban en la red. Eso me permitió a mí, que era la que conducía el programa, saber que en Tucumán las concubinas de policías estaban recibiéndolo por no estaban casadas. Lo recibían pese a que no correspondía porque tenían el sueldo de sus maridos y pudimos corregirlo”, explicó.

Duhalde mencionó que, tras una serie de mejoras económicas y sociales que permitieron que aquellos que recibían asistencia del Estado pudieran tomar algo de aire y dejaran de depender de los planes, el país volvió a caer en la misma red asistencialista.

“Empieza el lío cuando se le da intervención a los movimientos sociales para que administren los recursos que son del Estado. Cuando no se respeta la institucionalidad, comienzan los problemas porque cada intendente debería saber cuáles son las familias que están en estado de vulnerabilidad. Si lo sabe y conoce su casa, sus familias, puede decir la cantidad de planes que necesita, los pide y el Estado se los entrega al Municipio, sin intermediarios”, manifestó, en coincidencia con dirigentes de distintos estamentos que consideran que el manejo de la ayuda social la deben manejar las comunas.

“Cuando el dinero lo manejan los movimientos sociales se comete un enorme error porque el Estado tiene la obligación de hacer rendir al máximo los recursos; la gente dice cuánto debe darle a quien se lo entrega, que es un puntero de alguna agrupación. Esto es un hecho de la realidad, es el dinero que falta en el Estado porque no se le da intervención a los Intendentes que tienen que saber quiénes son las familias que necesitan ayuda. Todo se fue de madre y empezaron a aparecer planes de todo tipo”, analizó.

Lo más leído