WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló con La Brújula 24

Quiere volver a jugar al básquet adaptado, pero no tiene silla de ruedas

Hugo Carrasco comentó que necesita reunir entre 15 y 20 mil pesos para adquirir una silla usada.

Hugo Carrasco se comunicó con la producción de La Brújula 24, en la búsqueda de ayuda para comprar –nueva o usada- una silla que le permita volver a la práctica del básquet adaptado. Tiene 31 años y nació con la columna abierta.

El elevado costo de esa silla (de aluminio o de carbono), inaccesible para él, le impide retomar la práctica del deporte que tanto le gusta y que le permite socializarse.

“Yo arranqué a jugar a los diez u once años. Gracias a Dios tuve la oportunidad de viajar, de conocer provincias. Estoy tratando de volver a la práctica de lo que tanto me gusta, que es el básquet”, manifestó en la charla que tuvo con el programa “Nunca es tarde”.

“Tuve que dejar por un problema de salud y ahora quiero volver, pero se me complica porque no tengo la silla especial para hacer el deporte. Tenía una prestada y me sentía mal porque tenía que esperar a que otros chicos la desocupen”, agregó.

Carrasco dijo que una silla usada vale de 15 a 16 mil pesos, y nueva 1 millón de pesos.

Para quien pueda ayudarlo con la donación de dinero, dejó un número de CVU 0000003100008023368161 a nombre de “hugohd”. Su domicilio es Plunket 265 y su teléfono 2915279085.

“Lo primero que haría su tuviera la silla sería agradecerle a todas las personas que me ayudaron y empezar a entrenar. No pido la plata justa; que la gente que pueda, que ponga lo que tenga”, dijo, esperanzado con poder regresar a la práctica.

Lo más leído