WhatsApp de Publicidad
Seguinos

guerra en ucrania

“The Punisher”, el dron barato que causa estragos a las fuerzas de Putin

Tiene una envergadura de casi 2,5 metros, ha realizado ya más de 60 misiones.

Un avión no tripulado reutilizable llamado “The Punisher” (El castigador, en inglés) está complicando cada vez más al ejército ruso al destruir de manera sorpresiva y silenciosa sus líneas de suministro cruciales para la ofensiva de Vladimir Putin en Ucrania.

La nave, relativamente pequeña y ágil, puede desplazarse hasta 48 kilómetros detrás de las líneas enemigas rusas y es extremadamente difícil de detectar. Cuando vuela a unos 400 metros, puede permanecer en el aire durante varias horas.

El dron, que tiene una envergadura de casi 2,5 metros, ha realizado ya más de 60 misiones en las que ha destruido suministros rusos vitales.

La nave trabaja junto con un avión no tripulado de acompañamiento, llamado Spectre. Una vez que han despegado, Spectre hace el trabajo de reconocimiento y ayuda a identificar objetivos fijos para The Punisher.

Este último puede entonces atacar desplegando toda su carga de más de dos kilos de explosivos de una sola vez o en tres objetivos diferentes, según la revista Interesting Engineering.

Las fuerzas ucranianas han utilizado el drone para atacar las líneas de suministro de las tropas rusas, haciendo estallar los convoyes de trenes de gasolina, al tiempo que es capaz de apuntar a los depósitos de munición, así como a los sistemas de guerra electrónica, informó Business Insider.

El dron, diseñado y desarrollado por UA Dynamics, una empresa creada por veteranos que lucharon contra los rusos durante la anexión de Crimea, permite al ejército ucraniano tener la capacidad de atacar en lo más profundo de las líneas rusas sin arriesgar a sus tropas, entre las que también se encuentran reclutas civiles.

El ingeniero ucraniano Eugene Bulatsev, que trabaja para la empresa de tecnología creadora del arma, describió los drones como un “cambio de juego” para el ejército ucraniano. Y reveló que los dispositivos han completado hasta ahora hasta 60 misiones “exitosas” desde que comenzaron los combates hace una semana.

“Es la forma más barata y fácil de asestar un golpe a larga distancia, sin arriesgar la vida de los civiles”, afirmó Bulatsev para The Times.

Una vez programado con las coordenadas de un objetivo, puede llevar a cabo la misión automáticamente.

Aunque el número y la ubicación de los drones desplegados en el ejército ucraniano es confidencial, Bulatsev confirmó que se utilizan en varias unidades del ejército ucraniano, incluidas las fuerzas de élite de operaciones especiales. Y confirmó que se emplean principalmente para atacar objetivos fijos, como almacenes de combustible y munición, estaciones de guerra electrónica y contraelectrónica y costosos sistemas antiaéreos.

El paquete de dos drones cuesta 196.000 dólares, incluyendo una estación de tierra y un entrenador.

Fuente: Infobae

Lo más leído