WhatsApp de Publicidad
Seguinos

furia en la playa

Se cansó de que le jugaran al fútbol cerca y les pinchó la pelota

El video apenas logra captar el final de la secuencia pero esos escasos segundos fueron suficientes para la polémica.

Durante las últimas horas, las redes fueron testigo de un nuevo debate. Todo comenzó en la costa atlántica. Lo que ocurrió esta vez es apenas un caso de los tantos que se replican día a día. A un costado, un grupo de chicos jugaba al fútbol y al otro, un grupo de chicas tomaba sol.

El video apenas logra captar el final de la secuencia pero esos escasos segundos fueron suficientes para la polémica. La protagonista es una joven identificada como @Milagrosbogo quien fue aplaudida por sus amigas durante todo el clip. Ella recibe un pelotazo de unos jóvenes que jugaban al fútbol en la orilla del mar. Si bien no se sabe si es uno de tantos o apenas el primer desliz de los futbolistas playeros, ella no lo dudó. Tomó un cuchillo que tenía para cortar el pan y lo clavó de lleno en la pelota.

Luego, con un movimiento digno de una jugadora profesional, levantó la pelota en el aire y con una volea se la devolvió a los chicos. Sus amigas la aplaudieron, vitorearon y se rieron. Del grupo de jóvenes nada se sabe, salvo que tuvieron que dejar de jugar y -seguramente- emparchar o comprar una pelota nueva.

Sin embargo, más allá de lo que ocurrió en la playa, varias personas recurrieron a Twitter para dar su opinión. Lejos de ser una visión unánime, las posturas estuvieron muy divididas. Mientras que una gran cantidad de usuarios felicitaron a Milagros por haber detenido el juego, cansada de los insistentes pelotazos, y adhirieron que esas situaciones suelen ser muy molestas en la playa; otros tantos defendieron al grupo de jóvenes y se mostraron muy enojados.

Algunos recordaron a Diego Maradona con su frase “la pelota no se mancha” y otros, mezclando ironía y seriedad, exigieron que se le pida “perdón a la caprichosa”. “La indignación que me genera este video. Sabés como le saco el celular y se lo tiro al medio del agua. Yo no me divierto, vos menos”, expresó otro usuario, menos tolerante.

Postura va, postura viene, las jóvenes se vieron obligadas a cerrar sus cuentas de Instagram y poner sus perfiles de Twitter como privados debido a la gran cantidad de mensajes que recibieron.

Fuente: La Nación

Lo más leído