WhatsApp de Publicidad
Seguinos

ídolo en la nba

San Antonio celebró el “Día de Manu Ginóbili”

A poco más de 3 años de su último partido en la NBA y a 20 años de uno de sus primeros grandes logros con la Selección Argentina (la consagración en el torneo FIBA Américas de 2001), la figura de Manu Ginóbili sigue presente en la NBA y nunca más saldrá de la esfera de la liga: el escolta bahiense fue uno de los jugadores internacionales más emblemáticos de la historia de la liga y su talento quedó asociado al rol de sexto hombre en un equipo de San Antonio Spurs multicampeón que lo dejó como uno de los mejores sextos hombres de la historia.

El alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, declaró en 2018 que el 30 de agosto se celebre el “Día de Manu Ginóbili”, en reconocimiento al impacto que tuvo el argentino en la ciudad y en la comunidad.

Ginóbili era capaz de ocupar varios distintos roles dentro de la cancha, con el talento y la sapiencia necesaria tanto como para armar juego para sus compañeros como para conseguir puntos por su cuenta. En este caso nos vamos a ocupar de su faceta anotadora, una a la que Manu no priorizó a lo largo de su carrera teniendo que compartir equipo con otros grandes talentos ofensivos (solamente en tres temporadas estuvo entre los dos jugadores de mayor promedio anotador de los Spurs) pero que igualmente sirve para demostrar el lugar que ocupa el argentino entre los mejores sextos hombres de la historia, algo que podría ser hasta un argumento para su candidatura a ser elegido entre los 75 mejores jugadores de la historia de la NBA, una condecoración que la liga dará durante la próxima temporada.

Manu promedió 13,3 puntos en Fase Regular a lo largo de su carrera con ese número decayendo a 11,7 puntos de media en los 708 encuentros en los que comenzó como suplente (promedio de 23 minutos por partido). Ese número se ve “achicado” por las últimas campañas del argentino, en las que no tomaba tantos tiros y que hacen caer el promedio un poco (8,6 puntos de promedio en los últimos 3 años, lanzando 7 tiros al aro por partido en 192 encuentros). Sin embargo, es más alto que los 7,8 puntos por partido que sumó en la temporada 2020-2021 Anfernee Simons de Portland Trail Blazers. ¿Por qué lo elegimos a él? Porque es el jugador que más puntos por partido sumó en la última campaña de la NBA sin haber jugado ni un solo partido como titular.

Con jugadores de no más de 25 partidos como titular en la 2020-2021, apenas Jordan Clarkson (promedió 18,4 puntos por partido y fue elegido como el mejor sexto hombre) y Tyler Herro (15,1 puntos por partido) estuvieron por encima de la vara de los 15 puntos por encuentro, esa misma que Ginóbili superó en las temporadas 2007-2008, 2008-2009 y 2009-2010, campañas en las que no jugó más de 23 partidos como titular por año.

El rendimiento de Ginóbili en esos años era tan bueno que en dos de esas temporadas sumó puntos en la votación del MVP (9 en 2007-2008 y 3 en 2009-2010, luego 20 en 2010-2011 pero siendo el escolta titular de los Spurs) a pesar de comenzar más del 70% de los partidos sentado en el banco.

Al argentino no le faltó reconocimiento de parte de la prensa estadounidense e internacional a pesar de tener un perfil bajo y, aunque el premio de mejor sexto hombre lo ganó una vez sola (2007- 2008, promediando 19,5 puntos, 4,8 rebotes y 4,5 asistencias por encuentro con un 40,1% de acierto en triples), quedó como una referencia de ese rol. Una de las cosas que dejaron a Manu como un ejemplo de lo que es ser un buen sexto hombre es justamente su capacidad para comandar al ataque de la segunda unidad.

Los datos indican que, por ejemplo, muy pocos jugadores tienen más de una temporada
promediando al menos 16 puntos por encuentro en las que cumplan con ciertos parámetros (no más de 25 partidos como titular habiendo disputado al menos 60 en la temporada). Ginóbili tiene dos de esas (lo de la 2007-2008 y los 16,5 puntos por partido de la 2009-2010), algo que también logran Ryan Anderson, Thurl Bailey, Jordan Clarkson, Jamal Crawford, Montrezl Harrell, Eddie Johnson, Kevin McHale, Detlef Schrempf, Jason Terry, Lou Williams y Mike Woodson a lo largo de la historia de la NBA. ¿En qué se diferencia Manu? Que junto a Williams es de los únicos que además promediaron al menos 5 asistencias por partido en esas temporadas. Capacitados para sumar y para hacer que sumen los demás, así de desequilibrantes.

Williams, tres veces ganador del premio al mejor sexto hombre (2014-2015, 2017-2018 y 2018-2019), es el jugador que más puntos anotó ingresando como suplente en la NBA (lleva 13.042 en 945 partidos para un promedio de 13,8 tantos por encuentro como suplente) y también es el jugador con más partidos de al menos 30 puntos ingresando como suplente en Fase Regular o Playoffs (35 partidos) y está en el top ten de los de más partidos desde el banco con al menos 10 asistencias (16). ¿El único otro jugador que ocupa los top 20 de ambos rankings? Ginóbili, de 16 partidos de 30 puntos o más ingresando desde el banco (llegó a hacerle 40 a Atlanta Hawks en febrero de 2007, un partido en el que Manu anotó 24 puntos de los Spurs sin que sume alguno de sus compañeros). A su vez, el argentino se retiró como el séptimo jugador con más puntos sumados desde el banco en Fase Regular con 8.278 tantos, encima de otros sextos hombres campeones como Vinnie Johnson, Jason Terry y Kevin McHale.

La carrera de la leyenda argentina puede ser destacada desde muchos puntos y su talento ofensivo es uno de ellos. Pocos jugadores han combinado eso con la inteligencia para saber ponerlo a disposición de su equipo y he ahí una de las claves del éxito de un jugador cuatro veces campeón con más de 215 partidos jugados en Playoffs, donde es el jugador con más partidos de al menos 20 puntos desde el banco en toda la historia (27 encuentros de 165 que empezó como suplente). El éxito de la dinastía de los Spurs también se explica por tener una solución como Ginóbili. El equipo de Gregg Popovich tiene su lugar en la historia, para Manu estar en el top 75 de la NBA también sería un reconocimiento justo.

Fuente: El Esquiú.

Lo más leído