WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

“Si no lo paraban, me mataba”

Norberto vende barriletes en el Parque de Mayo. En las últimas horas, un cliente descontento le pegó un fierrazo en la cabeza. “Alguien normal no puede agredir de esa manera”, dijo.

Foto Canal Siete

Norberto Schivo tiene 60 años y hace 10 que vende barriletes en acceso al Parque de Mayo. En las últimas horas fue víctima de una violenta agresión por parte de un cliente descontento, que le partió la cabeza con un caño. Brutal.

Hoy, todavía dolorido y a punto de volver a su lugar de trabajo, habló con LA BRÚJULA 24 y relató lo ocurrido. “Estaba trabajando como siempre, en la entrada del parque, y vino una pareja a reclamarme por unos barriletes que no volaban, que lo habían comprado hacía tres días”.

“Les quise explicar, pero el hombre no me quería escuchar y me insultaba. Le pedía que se calme, ella me amenazaba que me iba a denunciar. Él seguía agrediéndome y yo le pedí que me dejara atender a una señora, pero me dijo que lo atendiera a el primero o me iba a reventar a trompadas”, explicó el damnificado.

“Sacó de la camioneta un caño, se me acercó y me pegó en la cabeza”

Y agregó: “Me empujó, la mujer lo paró y le dijo que se fuera a la camioneta, que ella arreglaba conmigo. Entonces le pedí a ella arrancar de cero, que eligiera el barrilete que quisiera y se lo llevara. En ese momento él volvió y me decía que me iba a reventar, me empujó y le pedí que se fuera. Me pegó una piña en la pera, sacó de la camioneta un caño de PVC, se me acercó y me pegó en la cabeza”.

“Me caí y me siguió pegando en el piso. Cuando me pude levantar lo quise agarrar para que pare de pegarme y justo pasaba una oficial de policía en su auto particular, pero con otro hombre que estaba ahí no lo podían parar. Un asesino. Era odio, yo creo que si no lo paraban me mataba, una persona normal no puede agredir de esa manera”, aseveró con indignación.

Además, recordó que cuando se lo estaban llevando detenido, el agresor seguía reclamando por el barrilete. Insólito. “No me lo esperaba, la gente sabe lo educado que soy, nunca tuve problemas con nadie. Es la primera queja que llega por algo así, pero puede pasar que haya venido fallado. De todos modos no era para reaccionar así, se lo hubiera cambiado sin problemas”.

“Si no lo paraban me mataba, una persona normal no puede agredir de esa manera”

“Tengo varios puntos en la cabeza, no se cuantos, me dijeron que tome desinflamatorios, me atendieron muy bien en el hospital”, concluyó.

Cabe recordar que por el hecho fue detenido Raúl Ignacio Miguel (32), quien luego del ataque fue llevado a la seccional Séptima.


Lo más leído