WhatsApp de Publicidad
Seguinos

radicado en chaco

Abel Pintos se quejó porque durante muchos años “la música ha sido muy machista”

Abel Pintos brindó una entrevista a la revista Ohlalá! luego de convertirse en el primer varón que aparecía solo en la tapa en 13 años de existencia de la publicación. Y en diálogo con el diario La Nación analizó su presente, con una mirada en perspectiva respecto de lo que ocurre con la sociedad, en un contexto muy complejo.

“Siento que ser papá me ha permitido aprender mucho. Estoy muy atento a lo que yo pueda llegar a enseñarles a mis hijos, pero también advierto cada día lo mucho que aprendo de ellos. Ellos me han dado y me dan a diario grandes lecciones. Han cambiado mis prioridades, mis temores. Aprendí a convivir con mis temores, con los que siempre tuve. Algunos los voy resolviendo con el paso del tiempo, pero los que persisten ahí, aprendo a convivir con ellos porque, literalmente, hoy en día no hay nada más importante para mí que mi familia. Entonces, incluso los temores quedan en otro plano”, reflexionó al inicio de la entrevista.

Y admitió que “estoy mucho más atento a lo que vivimos y experimentamos a diario con mi familia. Pienso mucho en el futuro de mi mundo, pienso mucho en el futuro de mis hijos, pero, en realidad, me ocupan y me preocupan las mismas cosas que siempre me preocuparon en general respecto del mundo, de la sociedad, de nosotros como seres humanos. Eso no ha cambiado mucho, quien sí ha cambiado mucho soy yo, mi forma de ver las cosas y, sobre todo, a qué cosas y dónde pongo el acento”.

“Por una cuestión logística, sentimos que era mejor irnos a vivir a Resistencia, regresar a la tierra de Mora, porque allá están más acompañados cuando a mí me toca viajar. Aunque ellos disfrutan mucho de acompañarme y, en la medida de lo posible, vienen conmigo en los viajes. Tenemos una vida realmente muy normal, muy familiar, somos muy unidos y de cuidarnos mucho. Muy bajo perfil. Pero desde que Mora, con Guille, y Agustín llegaron a mi vida, yo empecé a abrir un poco más las puertas de mi intimidad al resto del mundo. Como dije en algún momento, siempre esperé a tener cierta cantidad de certezas en la mano para poder contar y compartir. Hoy ellos son mi certeza más grande, y disfruto de compartirla con los demás”, señaló, en relación a su decisión de radicarse en Chaco.

Consultado respecto a cómo se comporta en su rol de padre primerizo, el whitense reconoció que “creía que iba a necesitar mucho más de la asistencia de los demás, pero se ve que mi instinto paternal se despertó inmediatamente y disfruto mucho de cada momento que vivo con Agustín. Lo descubro y me descubro yo al mismo tiempo. Fue hermoso poder acompañar a Mora en todo el proceso del embarazo y estar con ella en el parto. Con Mora somos muy buen equipo, todo es compartido de forma natural, no hay una cosa muy programada, lo que me sorprendió sobre todo a mí”.

“Me considero un ser humano. Entiendo las cargas ideales que tienen los ‘ismos’, pero la verdad es que, en el plano de los derechos, yo considero que todos los humanos necesitamos los mismos derechos. Entonces, me considero un ser humano y lo que veo en mi mujer es otro ser humano, lo que veo en mi hijo es otro ser humano y lo que veo en mi hija es otro ser humano. No me considero un hombre feminista por compartir la crianza de mis hijos con mi mujer. Esas cosas son completamente naturales para mí. Es un hecho, o debería serlo. Yo no sé si soy un hombre feminista, pero lo que sí sé es que respeto mucho los movimientos y las luchas, que conllevan un montón de ideales y organización. Los respeto mucho porque la gente que forma parte de esos movimientos entrega mucho de su vida por su causa”, agregó en otro tramo de la nota.

Y se sumergió aún más en esa temática: “La música, como un gran porcentaje de las cosas de la humanidad, o como la humanidad misma, ha sido muy machista durante muchos años. La manera en que se le han complicado las cosas a la mujer por el hecho de ser mujer también se dio en la música, lamentablemente. Y lo digo con mucho dolor porque nunca lo entendí realmente. Yo empecé a cantar por Mercedes Sosa, para mí la música nace de una mujer, llega a través de una mujer a mi vida, entonces: ¿cómo yo no voy a estar de acuerdo con la ley de cupo para los line ups de los festivales?, ¿cómo no me va a parecer una cosa de sentido común?, por suerte se ha avanzado mucho, pero todavía falta”.

Lo más leído