WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Entre patadas, tiros y computadoras asesinas

Vuelve “The Matrix”, la saga de ciencia ficción que revolucionó al cine de cambio de milenio

Antes de que Google precise nuestra ubicación en un mapa virtual, incluso antes de “Gran Hermano” por televisión, una serie de películas comenzaron a hablar de la vigilancia y el acecho irrefrenable del mundo digital.

El regreso de "Neo", el personaje que le dio a Keanu Reeves, la posibilidad de inmortalizarse en el universo pop.

Por Fernando Quiroga
Especial para la Brújula 24

Sin precisiones argumentales, pero con el corazón al galope por la emoción, nos enteramos que, lo que creíamos que era una trilogía, es en realidad es una tetralogía. Tres películas (Matrix, Matrix Reload y Matrix Revolutions) se instalaron en el público mundial desde 1999 a 2003, como capítulos de una saga que no tardó en encumbrarse como referente de la cultura pop de cambio de milenio, abordando un existencialismo transido de muchos elementos religiosos y culturales, logrando que sea éxito mundial en tiempos donde la globalización no pasaba ni por las redes sociales (aún faltaban unos años para su creación), ni mucho menos por los smartphones.

Una vez más, y como vimos en infinidad de relatos, un hombre común se enfrenta a situaciones que, en apariencias lo superan, pero terminan mostrando su verdadera naturaleza; la de un escondido e irreversible héroe de proporciones míticas. Al igual que el texto de Joseph Campbell, El Héroe de los mil rostros, o las epopeyas legendarias, Thomas Anderson, más conocido como Neo (e interpretado por Keanu Reeves), es atraído a un viaje tan interior como exterior, para dilucidar, no solo el destino de su propia vida, sino también el del universo a través de sus manos.

Lo cierto, y sorpresivo, es que la continuación de tan impresionante trilogía, ¡vuelve a los cines en diciembre de este año!

Rodada en plena pandemia, Matrix 4 (hasta ahora nos tomaremos la atribución de llamarla así) es un misterio en cuanto a su trama. Mientras Reeves solo a dijo que se trataba de “Una historia de Amor, con mucha acción”, el mundo (tal vez es demasiado abarcativo y literal el concepto) espera que, la aparentemente última parte de la saga, repita cuestiones más que emocionantes; las que su público espera sin dudas.

Sumadas a las estrictas referencias a George Orwell en su inmortal y, aparentemente inagotable 1984, las películas han tenido escenas de acción increíbles e icónicas, como la destrucción de los 300 vehículos que donó General Motors para la producción, o la famosa secuencia bullet time (giro digital de plano donde se ve, en un símil de cámara lenta, la trayectoria de la bala en el aire) y el mito que, aún con fuertes lesiones, los actores seguían grabando después de sumergirse en una bañadera repleta de hielo, y así cicatrizar rápidamente.

Como sea, de culto o no, el próximo 17 de diciembre, siempre y cuando la situación sanitaria lo permita, nos sentaremos en los cines del mundo a volver a aplaudir y emocionarnos con The Matrix.

¿Y? ¿Te atrevés a revivir la experiencia dieciocho años después?


Lo más leído