WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Lo dijo José Montanaro

Fiestas clandestinas: "Esto está cada vez más complicado"

El director general de Fiscalización de la Municipalidad de Bahía Blanca, José Montanaro mencionó esta tarde que el panorama en la calle está "cada vez más complicado" debido a la gran cantidad de fiestas clandestinas y dejó entrever que se necesitan sanciones más duras para aquellos que no cumplan con las normas vigentes.

En diálogo con el programa "En buenas manos", de LA BRÚJULA 24, Montanaro aseguró que reciben entre 30 y 40 llamados diarios por situaciones irregulares y que parte de lo que está sucediendo tiene que ver con un "problema cultural" y con "valores que han sido trastocados a lo largo del tiempo".

"Vamos a Rosario y Cuyo y nos reciben a botellazos. Le secuestramos bebidas alcohólicas a menores de edad y son los padres los que vienen a increparnos para que se las devolvamos porque gastaron mucho dinero en esas botellas", mencionó el funcionario describiendo una situación vivida durante el pasado Último Primer Día.

Además, Montanaro se mostró muy alarmado por el fuerte incremento de resultados positivos en los tests de alcoholemia durante el último mes. "De 50 alcoholemias positivas que teníamos en octubre, ahora tenemos 118 en lo que va de marzo", mencionó.

El encargado de la Fiscalización se refirió también a la doble clausura que recibió durante el fin de semana el boliche Pajas Bravas y también habló sobre las demás fiestas clandestinas que fueron desactivadas en los últimos días.

"El cumplimiento en los bares y cervecerías venía siendo impecable, pero después de un enero tranquilo, comenzamos a ver algunos desvíos que nos preocuparon. Ahora, en muchos de estos lugares, nos encontramos que no se cumplen con los protocolos vigentes y que en lugar de funcionar como bares, se transforman en lugares bailables. Vemos que a partir de las 3 o 4 de la mañana, cuando los chicos más se desinhiben, no existe el freno correspondiente por parte de los responsables, por lo que tenemos que proceder a la clausura y el desalojo", mencionó.

Durante el fin de semana, se desactivaron además una fiesta clandestina en un galpón ubicado en Alberdi al 2.800 y otra en la terraza de un edificio ubicado en Terrada al 800.

"A todo esto hay que sumarle las fiestas que se realizan en caminos vecinales, con la problemática de que esos chicos, tras ser desalojados, agarran sus autos y toman la ruta en estado de ebriedad, por lo que debemos proceder a establecer un control de tránsito para evitar alguna tragedia", mencionó.

Ante todo este panorama, Montanaro dijo que "evidentemente el tema de la concientización no ha tenido mucho éxito", por lo que se necesita "el apoyo de otros niveles de gobierno, un poco más federales".

"Hay que encontrarle alguna solución. No tendría que ser lo mismo hacer una fiesta clandestina que no hacerla. Me parece que se deben aplicar multas más onerosas y detenciones", completó.


Lo más leído