WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En el quinto domingo de cuaresma

El Papa criticó el documento que rechazó las bendiciones a parejas del mismo sexo

En forma elíptica, el papa Francisco criticó hoy el documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) que el lunes pasado creó gran revuelo en el mundo, en el que el organismo que custodia la ortodoxia católica sentenció taxativamente que “no son lícitas” las bendiciones a las parejas gay. Algo que cayó como una bomba en las comunidades homosexuales y que contradice la pastoral abierta e inclusiva del Papa hacia ellos, que fueron tachados de “pecadores”.

Al reflexionar sobre el Evangelio del día durante la tradicional oración mariana del Angelus, el papa Francisco comentó: “Entonces el Señor, con su gracia, nos hace fructificar, incluso cuando el terreno es árido por incomprensiones, dificultades o persecuciones, o pretensiones de legalismos o moralismos clericales. Esto es terreno árido”.

Aunque no mencionó al documento de la CDF, consciente de que se trata de un tema delicadísimo a nivel interno, donde se libra una batalla entre ultraconservadores y progresistas, con estas palabras el papa Francisco pareció distanciarse del texto, que cayó pésimo entre los fieles homosexuales, que se sintieron de repente traicionados.

El “responsum”, en efecto, aseguró que la Iglesia no puede bendecir las uniones de personas del mismo sexo, “porque no puede bendecir al pecado”. Recordó que para la doctrina de la Iglesia el único matrimonio sacramental posible es la unión indisoluble entre el hombre y la mujer y jamás entre personas del mismo sexo, uniones consideradas “no ordenadas al designio de Dios”.

Si bien el Papa “fue informado y dio su asentimiento” al “responsum” en cuestión, que fue escrito en respuesta al hecho de que sacerdotes alemanes ya suelen bendecir a las uniones de parejas gay, el documento llamó la atención al quedar en evidente contradicción con la pastoral abierta a los homosexuales que Jorge Bergoglio tuvo desde el principio de su pontificado, marcado de gestos y palabras de cercanía y apertura hacia ellos.

A partir del “¿quién soy yo para juzgar a un gay?” de julio de 2013, encuentros varios y a sus dichos a personas gay, como por ejemplo a la víctima chilena de abusos, Juan Carlos Cruz, a quien recibió en el Vaticano en mayo de 2018.

“El Papa me dijo: ‘Juan Carlos, el hecho de que seas gay no importa. Dios te ha hecho así y te quiere así, el Papa te quiere así y tú te tienes que quererte a tí mismo’”, reveló entonces Cruz, en una frase que hizo sentir por primera vez a los homosexuales no rechazados por la Iglesia católica.

Fuente: Elisabetta Piqué para La Nación


Lo más leído