WhatsApp de Publicidad
Seguinos

del cero, sobre operativos antinarco

“En las últimas semanas creció el secuestro de LSD en Bahía y la región”

El fiscal ensayó una hipótesis de la razón por la que es más común que se incaute dicha sustancia. Y afirmó que la situación del policía Testa se complicó a partir de “las inconsistencias en su declaración”.

El titular de la UFIJ Nº19 Mauricio Del Cero conversó esta mañana en LA BRÚJULA 24 con relación al mega operativo antinarco que se llevó adelante en Puan y que incluyó la detención del policía Lucio Testa, una causa que revolucionó a la ciudad y la región por su magnitud.

“Testa se encuentra en calidad de detenido y la calificación de los hechos se describe como grave al ser considerado partícipe en la comercialización de drogas en Puan y los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y se presume que comercializaba la droga por distintos elementos que surgen de la investigación”, sintetizó Del Cero, en el programa “Una Buena Razón”.

Y recordó que “de los 20 detenidos, solo tres declararon y Testa fue quien dijo ser consumidor cuando en realidad tenía 17 plantas. En los mensajes aparece como intermediario y refiere que no se llegó a concretar el tráfico. En su declaración hubo inconsistencias y no alcanzó para mejorar su situación”.

“La causa se origina en 2018 cuando un efectivo denuncia una situación que involucra a cuatro personas en Puan. Nosotros tenemos entre 2500 y 3000 denuncias por año, cuando empezamos a observar a través de la vigilancia encubierta para detectar movimientos compatibles con la venta de drogas, filmaron los domicilios donde se producía la transacción. Ingresaban y salían personas a los cinco minutos”. 

Por ello, manifestó que “esto determina sospechas de venta al menudeo y se ordenaron allanamientos en agosto, que luego derivaron en los procedimientos de la semana pasada. Lo que ahora buscamos son las conversaciones en los teléfonos que pudimos secuestrar”.

“Nunca se imputó una situación de consumo personal, normalmente hablamos de muy escasa cantidad y con una posesión muy baja de estupefacientes. De hecho se archivan unas 700 causas por año. Este es nuestro criterio. En este caso en particular que estamos analizando, hablamos de venta, no de cultivo para autoconsumo. En muchos casos era cocaína, LSD y marihuana”, añadió Del Cero en otro segmento de la entrevista radial.

Y explicó la mutación que percibe a partir del avance de la cuarentena en materia de secuestro de estupefacientes: “A título de hipótesis, personalmente creo que durante la primera parte de la pandemia hubo una suerte de cierre de rutas, donde no había ni siquiera transporte de cargas, los Puertos estaban paralizados y esto provocó un período donde abundó la marihuana proveniente de cultivo local. Luego, de tres o cuatro meses es un aumento en los secuestros de cocaína. Y en los últimos, hay presencia de LSD en Bahía Blanca, Punta Alta y Puan. Tiene que ver con que se trata de un sustituto de la cocaína, porque no estamos viendo las pastillas que se utilizan en algunas fiestas electrónicas. Es un alucinógeno con ciertos efectos particulares, es un ácido”.

“Entre los detenidos en esta causa, hay tres con antecedentes penales con pasado por el Servicio Penitenciario. Los reincidentes no son por el mismo delito, sino que uno de ellos tramita una condena por haber apuñalado a otra persona. En la mayoría de los casos, suelen decir que son consumidores porque la venta al menudeo les permite autofinanciarse”, recalcó, volviendo a poner el foco en los operativos que tuvieron como epicentro a Puan.

Por último, sostuvo que “la causa recién comienza en el sentido de que, si bien viene desde 2018, se secuestraron los teléfonos de los 15 que se detuvieron en el primer día. Solo queda un prófugo”.

Lo más leído