WhatsApp de Publicidad
Seguinos

rafael emilio santiago

Recuerdo de una injustificada descortesía a Paul McCartney

"En estos tiempos de encierro se multiplicaron los mensajes personales, y hay de todo. Desde graciosos y amigables, hasta algunos que pueden ser crueles".

Con esa peculiar frase, real es un presente marcado por la pandemia y el auge de las nuevas tecnologías en cuanto a la comunicación, Rafael Emilio Santiago comenzó a desasnar su emotiva columna de todos los viernes en el programa "Bahía Hoy", por LA BRÚJULA 24.

"Para el día del amigo me llegó uno de alguien que aprecio, que afirmaba que 'un país desarrollado no es aquel en el que el pobre tiene auto, sino aquel en el que el rico usa el transporte público'. Y acompañó el mensaje con una foto en la que se veía a Paul McCartney viajando así en Londres", contó el periodista.

Y agregó: "Quizás sea exagerado, una vez leí que Paul cobraba 5 mil dólares por hora por derechos de autor, y a los 78 a lo mejor prefiere no manejar si tiene un servicio eficiente y seguro. Creo que solo podría sentirse abrumado por el acoso cuando lo reconocen".

Luego, el experimentado comunicador bahiense, recordó un singular episodio que incluyó al popular cantante y compositor británico, "creador de temas que resisten el tiempo", y que a su entender fue una "injustificada descortesía".

"Lo ubico entre los pocos fuera de serie que tuve la suerte de ver en vivo. Fue muy especial, este lunes se van a cumplir 8 años, él era el número central del cierre de los Juegos en Olímpicos de Londres. Pensé que la multitud lo iba a aclamar, pero nada que ver, la gente se fue casi corriendo", relató.

Y añadió: "Yo estaba más o menos bien sentado y para mi era un privilegio, pero después me explicaron una teoría al respecto, porque parece que había una interna. El público se enteró de que primero iba tocar Elton John, pero el Palacio no había olvidado aquel tema para la princesa Diana, y fue entonces que apareció Paul. Si así fue, creo una descortesía para McCartney".

"Eso muestra que esas cosas pasan en cualquier parte del mundo", cerró.

Lo más leído