WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tiene 88 años

Tras dar positivo de coronavirus, Cacho Fontana levantó fiebre y fue internado

Lo reveló su hija Antonella. El conductor fue derivado al Hospital Fernández. Recibirá el alta una vez que le puedan bajar la temperatura.

Cuatro días después de haber recibido el diagnóstico de que tenía coronavirus, Cacho Fontana dejó la Clínica Interplaza, en Palermo, para ser trasladado al Hospital Fernández. Hasta la mañana de este jueves el locutor de 88 años, quien por precaución se encontraba aislado dentro del centro, no presentaba ningún síntoma. Pero un registro de fiebre de 37.8 llevó a los médicos que lo asisten a ordenar su internación, de acuerdo a lo que informó su hija Antonella en comunicación con el programa Intrusos, por América.

El último viernes, y luego de que tanto personal del geriátrico como otras personas que se encuentran allí alojadas dieran positivo de COVID-19, Fontana fue sometido a un hisopado cuyo resultado conoció al día siguiente, aunque trascendió en los medios varios días después. Fue destinado entonces a una habitación especial, en completo aislamiento, para que no mantuviera contacto con ninguna otra persona. Hasta hoy, era un paciente asintomático.

Según precisó Antonella Fontana -que es productora de televisión y trabaja en el Canal de la Ciudad- los médicos le explicaron que el locutor recibirá el alta una vez que le baje la fiebre, y permanezca 48 horas sin levantar temperatura. En ese contexto, el querido conductor regresará al centro en el que reside desde hace algunos años.

“Papá es muy querido, y en momentos así es cuando uno más lo nota. Recibí muchas muestras de cariño”, sostuvo Antonella sobre los mensajes que le llegaron en las últimas horas. PlayLa angustia de la hija de Cacho Fontana al hablar de la salud del locutor (Video: "Intrusos", América)

También contó que, por protocolo, solo pudo verlo “de lejos” mientras lo trasladaban desde la Clínica Interplaza hasta la ambulancia que lo llevó al Hospital Fernández. Cuando el locutor vio a su hija, atinó a decirle que “tenía frío”. Al llegar al instituto médico, dejó su número de teléfono porque tampoco puede visitarlo, ya que su padre permanecerá aislado.

“Por ahora, el único síntoma que tiene es fiebre. Esperemos que le baje y esté todo bien”, deseó la hija del querido locutor. Mientras hablaba, no pudo evitar manifestar su angustia al reproducir el diálogo que mantuvo con su hermana, que vive en Madrid. “¿Anto, viajo?”, preguntó. “No sabía qué decirle...”, dijo y tardó unos segundos en recomponerse. “88 años, con COVID-19, internado.... Ya es difícil tener un familiar internado, esto del COVID-19 es un espanto”.

(Fuente: Infobae)

Lo más leído