WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló con la brújula 24

El "Flaco" Solorzano: el actor que interpreta a Quitombo en la serie "Perdida"

Fernando José Solórzano Díaz Granados, de 57 años, es un popular actor colombiano de cine y televisión, aunque además es comunicador social y periodista. "El Flaco", como se lo conoce, hoy está en los ojos del mundo gracias a su personaje "Quitombo", en la serie Perdida que rompe todos los récords en Netflix.

Quitombo al líder de uno de los cárteles más importantes y poderosos del país. Es un hombre con sentido del humor, alto, fuerte y seguro de sí mismo, que cuenta además con muchas influencias, sobre todo en La Brecha, que domina el Módulo Sur.

Esta mañana, el equipo del programa "Tal cual es", que conduce Fernando Quiroga por LA BRÚJULA 24 se dio el gran gusto de hablar con el artista. Y, obvio, no quedó ningún tema por abordar.

"Cali es una ciudad muy hermosa, es maravillosa, que siempre tuvo fama de 'rumbera', de fiestera. Hay mucha gente que ha llegado aquí y nunca más se ha ido. A pesar de la fiesta, los domingos nos gusta irnos al río que tiene unos pozos para bañarse que son deliciosos. Creo que todo el mundo debería conocerla", contó

Consultado sobre el impacto a nivel personal que tuvo el éxito de la serie, dijo que "ha sido contradictorio porque ha gustado mucho, pero nos encontró en un momento difícil. Ahora en Colombia ha subido mucho el nivel de contagios y se han tomado medidas fuertes para evitar que siga. En Cali se ha ordenado nuevamente el toque de queda. El miedo es que se acaben las camas y no haya para la gente que de verdad lo necesite. En Bogotá también está complicado".

"Cuando fui a hacer Perdida me encontré con tres directores españoles, con quienes nunca había trabajado. Fue muy interesante porque uno tiene ciertos clichés, entonces empecé a hablar duro y me remarcaron que no tratara de impresionar con la actuación. Fue una búsqueda importante y siempre me sentí apoyado", recordó sobre su llegada a la serie.

Respecto del traslado de una profesión a otra, partiendo de su base como comunicador, Solorzano explicó que "cuando estaba en la universidad, me encantó la comunicación porque te abría un abanico grande de posibilidades creativas. Siempre me gustó escribir, desde el colegio, pero me gustava más la ficción y empecé a inclinarme por la fotografía".

"Tenía un laboratorio en el baño de la casa donde vivía, siempre quería contar historias personales a través de la fotografía. Y sin quererlo se me cruzó la actuación, no la busqué. Estaba en un grupo teatral en el que nos reuníamos una o dos veces por semana, hasta que me vio un director que me propuso hacer un taller y accedí", argumentó.

Y agregó: "Era algo bastante intenso, de lunes a sábado, durante seis meses. En ese momento es cuando descubrí que tenía una pasión por actuar. Hice una audición y quedé para una obra de teatro y me terminé de decidir, pero igual terminé mi carrera. Solamente pensaba en la actuación".

Lo más leído