WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Sesión en el HCD

Recomiendan la cremación para quienes fallezcan por coronavirus

El proyecto fue aprobado por unanimidad en la sesión de hoy. También se aprobaron las emergencias alimentaria, económica y en el transporte.

El Honorable Concejo Deliberante aprobó esta tarde por unanimidad los cuatro proyectos que fueron puestos a votación durante la cuarta sesión extraordinaria del año y la primera realizada durante la cuarentena preventiva y obligatoria.

Se trata, en primer término, de las emergencias alimentaria, económica y en el transporte. Además, se aprobó la iniciativa relacionada a la disposición final de los cuerpos cuyo fallecimiento acreditadamente haya sido como consecuencia del COVID-19

Según este último proyecto, se recomendará a todas las familias de los pacientes que se proceda a la cremación de manera inmediata en el cementerio municipal.

Sin embargo, dentro de la iniciativa, existen algunas objeciones. En el caso de no aceptar la cremación, las familias de los difuntos podrán pedir su sepultura en tierra, pero tendrá algunas limitaciones en cuánto a la distancia con los cursos de agua.

Manejo Seguro de Cádaveres

El proyecto de ordenanza se basa en lo estipulado por el Ministerio de Salud de la Nación y en el Manejo Seguro de Cadáveres ante casos de enfermedades infecciosas.

Según este manual y ante un fallecimiento por coronavirus, el cadáver debe ser transferido lo antes posible al depósito después del fallecimiento.

Antes de proceder al traslado del cadáver, debe permitirse el acceso de los familiares para una despedida sin establecer contacto físico con el cadáver, ni con las superficies u otros enseres de su entorno o cualquier otro material restringiéndolo a los más próximos y cercanos.

Las personas que entren deben tomar las precauciones de transmisión por contacto y gotas, siendo suficiente una bata desechable, unos guantes y una mascarilla quirúrgica.

Las personas que participen en el traslado del cadáver deberán contar con equipos de protección personal adecuados, similares a los recomendados para el personal de salud que atiende casos en investigación, probables o confirmados para infección por COVID-19 según disposiciones vigentes y cumplir con las normas de bioseguridad dispuestas por ley a tal fin, respecto de quienes manipulan materiales biológicos potencialmente infecciosos.

El cadáver debe introducirse en una bolsa plástica de alta densidad, impermeable y con cierre hermético, debidamente identificada como material infectocontagioso, que reúna las características técnicas sanitarias de resistencia a la presión de los gases en su interior, estanqueidad e impermeabilidad.

La introducción en la bolsa se debe realizar dentro de la propia habitación de aislamiento. Esta bolsa, una vez cerrada y con el cadáver en su interior, se deberá pulverizar con desinfectante de uso hospitalario o con una solución de hipoclorito sódico.


Lo más leído