WhatsApp de Publicidad
Seguinos

nena mordida por una araña

"En White le dieron Ibuprofeno y la mandaron a casa"

Mariela Tobar es la madre de la nena de tres años que fue mordida por una araña venenosa, y contó que la chiquita "ya está mejor, pero hay que seguir con un tratamiento por lo menos otros 10 días".

Mientras la compaña en el Hospital Penna, la mujer habló con el móvil de LA BRÚJULA 24 y relató cómo fue la noche del domingo, cuando la niña empezó a evidenciar síntomas por el veneno.

"Tenía un dolor de panza fuerte. Eran más o menos las 11 de la noche cuando empezó y se dormía y despertaba. Yo pensé que podía ser un cuadro de gastroenteristis y decidí llevarla a la guardia", indicó.

Allí, explicó, no recibiría la atención adecuada. "Le levanté la remera y tenía un hematoma chiquito y como una burbujita de agua inflamada. Pero en el hospitalito de White no la revisaron, lo único que hicieron fue darme ibuprofeno y me dijeron que en la semana viera al pediatra".

"Llegué a mi casa, agarré ropa y salí para el Municipal. Ahí la atendieron enseguida y cuando la revisaron, lo primero que preguntaron es si se había golpeado, pero siempre llamando la atención a ese granito de agua".

"La doctora me dijo que tenía líquido en la panza. A la media hora se empezó a complicar todo de golpe, el hematoma estaba en la mitad del cuerpo, los glóbulos rojos bajos y los blancos altos. Hasta que lograron colocarle el antídoto", recordó Mariela.

En otro tramo de la nota, la mujer señaló que "nos mandaron al Penna por si teníamos que hacerle diálisis; los riñones estaban muy expuestos, pero al final no fue necesario".

"Ella ahora está como si fuera una tabla, tiene todo el vientre duro. A veces se queja cuando se quiere poner de costado o levantarse, nos dijeron que era muy doloroso y es entendible", sintetizó.


Lo más leído