WhatsApp de Publicidad
Seguinos

lo que el viento se llevó

Unas 50 llamadas a Defensa Civil por las fuertes ráfagas de la madrugada

Son las comunicaciones al 911 que se registraron hasta el amanecer de hoy. Por fortuna, no hubo que lamentar personas heridas.

La batea de un edificio ubicado a Estomba al 700, a punto de caer.

Las fuertes ráfagas de viento que se registraron durante el transcurso de la última madrugada dejaron como saldo una serie de daños de diferente consideración en distintos puntos de la ciudad.

Entre los hechos puntuales más graves se pueden detallar los siguientes: en Estomba al 700 una batea que quedó colgando de un edificio. Por su parte, en Holdich al 300 un techo apareció en el suelo.

En el amanecer, los servidores públicos se abocaron a trabajar en la caída de un pino en el barrio Pagatonia. Además, en varios sectores de la ciudad hubo árboles y ramas derribadas, además de cables cortados.

En total, se estiman unos 50 llamados al 911 en el transcurso de las horas donde se registró el fenómeno meteorológico.

"Ahora viene lo que nosotros llamamos resaca, que tiene que ver con llamados por postes inclinados y cables que están cortados o a punto de cortarse", enfatizó Raúl Lugones, uno de los servidores públicos que estuvo al frente de las tareas en la vía pública.


Lo más leído