WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Se viene la reapertura

Cómo sigue la situación laboral de los empleados de Musimundo

La firma ya abonó los sueldos correspondientes a septiembre y también les abonará octubre, más allá de que la sucursal permaneció cerrada. "Estamos muy felices", señaló Lucas Trujillo, uno de los empleados.

Una verdadera pesadilla resultó el último mes para Lucas Trujillo. En medio de un contexto marcado por la inflación y la recesión económica, Lucas y todos sus compañeros de la firma Musimundo, vieron cómo de golpe se evaporaba su fuente laboral y cómo la empresa no se hacía cargo del sueldo correspondiente a septiembre ni de la indemnización.

Sin embargo, una luz de esperanza se abrió en los últimos días cuando Electrónica Megatone (EMSA) anunció que se haría cargo de las sucursales que habían cerrado en varios puntos del país, incluyendo la de Bahía Blanca y Punta Alta.

Tras algunos ajustes, las negociaciones entre el Sindicato de Empleados de Comercio y los integrantes de la firma llegaron a buen puerto, por lo que Lucas y varios de sus compañeros volverán a trabajar pronto en el edificio ubicado en la intersección de las calles Brown y O'Higgins.

"Son un montón de sensaciones. Es una oportunidad única, sobre todo en los tiempos que atraviesa nuestro país. Los empleados están muy contentos", mencionó Lucas, en comunicación con el programa Deberías Saberlo, de LA BRÚJULA 24.

"La sorpresa fue enorme. Afortunadamente, la marca es manejada por dos empresas diferentes, que se dividen las sucursales del país, y como esto afecta a la imagen de la compañía, Electrónica Megatone decidió hacerse cargo de las sucursales de Bahía Blanca y de Punta Alta", agregó.

Búsqueda de empleo, consultas con abogados y la posibilidad concreta de iniciar un prolongado y desgastante juicio eran parte del día a día de los 14 empleados de la firma, que, mientras tanto, le hacían frente a un panorama complejo, sin haber cobrado ni siquiera un peso.

"El sueldo de septiembre lo cobramos entre anteayer y ayer. Y ahora nos comunicaron que nos van a abonar octubre, más allá de que no hayamos estado prestando atención de manera efectiva. Entendemos que es un acto de humanidad para resaltar, porque no es muy común", destacó Lucas.

Si bien el proceso fue largo y tal vez no todos sus compañeros tomen su mismo camino, Lucas está feliz.

"No es común que una firma se haga cargo de un fideicomiso con una deuda tan grande. Es una gran posibilidad y un alivio muy grande para mi familia", completó.


Lo más leído