WhatsApp de Publicidad
Seguinos

historia repetida

Otra madrugada de sábado con fuertes accidentes de tránsito

Un choque por una mala maniobra. Un vehículo "abrazado" contra un poste. Y un vuelco por embestir las vallas de una obra vial.

Así quedaron los vehículos involucrados en los dos accidentes de tránsito.

Dos importantes accidentes de tránsito se registraron durante la última madrugada en la ciudad, una triste costumbre que se viene repitiendo al comienzo de los fines de semana y que, a juzgar por los daños materiales, milagrosamente no tuvieron consecuencias aún más graves.

El primero de ellos se produjo alrededor de 1:15, cuando un Renault 11 que circulaba por Indiada, habría intentado bajar por un camino hacia Bouchard.

El conductor --identificado como Miguel Julián Varela, de 23 años-- fue sorprendido por una zanja y, por esta razón vuelve a subir rápidamente a la arteria por la que circulaba incialmente.

Producto de esta maniobra es colisionado desde atrás por una Fiat Doblo donde circulaba Luque German(40) acompañado por Lagos Natalia(36) y sus hijos de 11 y 5 años de edad, todos ilesos.

Romina Varela, de 32 años y acompañante del primero de los vehículos mencionados, fue atendida en el lugar por una ambulancia del servicio de emergencias Siempre.

Alrededor de las 4:30, en tanto, en el cruce de Sesquicentenario y Castelli, donde se lleva adelante la obra vial que involucra a la Ruta 33, un automovilista perdió el control de su rodado impactando contra las vallas, luces y tambores que demarcan por dónde deben transitar con precaución.

Se trata de un Ford Fiesta que era guiado por Pablo Torre, de 31 años, quien resultó ileso y se negó a someterse al test de alcoholemia, motivo por el cual personal de Tránsito le secuestró la licencia de conducir y el vehículo por presunción de resultado positivo.

Luego de unos minutos en los cuales Policía y Defensa Civil limpiaron el sector, el tránsito se normalizó por completo.

Un par de horas antes, en Alvarado al 1500, un Renault 12 colisionó con una columna de cemento de la empresa EDES, la cual quedó quebrada en su base.

Cuando llegó al lugar personal policial detectó que el dueño de la unidad no se encontraba allí, aunque el dueño de la vivienda que se vio levemente afectada relató que quien conducía el vehículo había sido llevado de forma particular al hospital con un corte en el cuero cabelludo.

Los servidores públicos delimitaron el lugar con la cinta de peligro y dieron aviso a la empresa distribuidora del suministro eléctrico para que reemplacen el poste.


Lo más leído