WhatsApp de Publicidad
Seguinos

un héroe

Un guardavidas de Tres Arroyos salvó a una familia en Mallorca

Se llama Mariano Irigoyen y fue el protagonista principal de un salvataje extremo en España. Mirá el video de los dramáticos minutos.

El guardavida tresarroyense Mariano Irigoyen salvó a una familia. --Foto: La Voz del Pueblo--

Cuando Mariano Irigoyen se convirtió en héroe. Parafraseando a Javier Mascherano, cuando le dijo aquella célebre frase a Sergio Romero antes de la definición por penales ante Holanda por las semifinales del Mundial de Fútbol de Brasil 2014, el tresarroyense emuló aquella situación, aunque fue mucho más que eso.

Hace doce años que Mariano alterna su pasión y trabajo como guardavidas entre distintos puntos de España y Claromecó. El miércoles, mientras se encontraba disfrutando de su día libre junto a su novia en una de las playas de la isla de Mallorca, salvó la vida de una madre y sus dos pequeños hijos en el mar.

“Es la primera vez que me toca hacer un salvataje estando solo, y lo que tiene de especial fue que yo tenía que estar en mi trabajo y cambié el día libre. Dio la casualidad que estaba en la playa, y no somos de bajar temprano pero ese día estaba fresquito para lo que es Mallorca porque te cocinas, si bajas temprano”, explicó al portal La Voz del Pueblo para contextualizar los hechos.

Mientras estaban disfrutando de la playa y aprovechando para darse un baño y tomar unos mates, ocurrió la emergencia. Además de no tener que estar ahí, por el cambio de su franco, Mariano tampoco tenía elementos con los que actuar, y tampoco un segundo guardavidas que lo asista.

De todas maneras confió en que como había colegas suyos trabajando en la playa, alguno podría acompañarlo. “No dudé en meterme al mar por la madre y los dos nenitos que sabía que eran chiquititos porque los vi bajar, pasaron al lado nuestro con una tablita”, contó.

Posted by Mariano Irigoyen on Wednesday, August 21, 2019

Posted by Mariano Irigoyen on Thursday, August 22, 2019

“Duró una eternidad, deben haber sido cinco minutos pero se hace más largo dentro del agua”, dijo para intentar sintetizar lo que fue una lucha constante para sostenerlos a los tres mientras el poder bruto del mar desgastaba su resistencia, y cuando aún esperaba que guardavidas en servicio vayan a ayudarlos a salir.

Su determinación alivió a la madre que estaba a punto de ser arrastrada, y con su presencia dentro del canal soportó a los tres hasta que llegaron dos rescatistas. Transcurrida la emergencia contó que cuando salió del agua “la mujer me agradeció, yo me fui a sentar y media hora después me buscó y me dijo: ‘Pensábamos que nos moríamos, los nenes saben nadar muy poco y yo también’”.


Lo más leído