WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Sencilla y Deliciosa

Ganache de chocolate: para llevar tus postres a otro nivel

La ganache de chocolate es una de esas recetas que no pueden faltar en tu repertorio de repostería. Es una mezcla suave y rica que se utiliza comúnmente como relleno, cobertura o incluso como base para trufas. Consiste principalmente en chocolate y crema, y a veces se le agrega manteca para darle un brillo extra y una textura más suave.

La magia de una buena ganache reside en su proporción. La fórmula clásica utiliza partes iguales de chocolate y crema, pero podés jugar con esta proporción según la textura que desees. Si preferís una ganache más firme, usa más chocolate. Para una consistencia más suave, añadí más crema. La temperatura también es crucial: asegurate de que la crema esté bien caliente y el chocolate a temperatura ambiente para que se mezclen perfectamente.

Si al mezclar notás que quedan grumos, no te preocupes. Podés calentar la mezcla a baño maría, revolviendo constantemente hasta que quede completamente lisa. Algunos reposteros agregan manteca para darle un brillo extra y una textura sedosa, aunque no es indispensable.

Una vez preparada la ganache, dejala reposar. Este paso es fundamental para que adquiera la consistencia adecuada. Podés dejarla a temperatura ambiente o meterla en la heladera.


Ingredientes

  • 200 gramos de chocolate (negro, con leche o blanco, según tu preferencia)
  • 200 ml de crema de leche
  • Opcional: 20 gramos de manteca (para un acabado más brillante)


Preparación

  • Picar el chocolate: Troceá el chocolate en pedazos pequeños y colocalo en un bol resistente al calor.
  • Calentar la crema: En una cacerola pequeña, calentá la crema de leche a fuego medio hasta que comience a hervir ligeramente. No la dejes hervir por completo.
  • Verter la crema sobre el chocolate: Vertí la crema caliente sobre el chocolate picado y dejá reposar durante unos minutos para que el calor derrita el chocolate.
  • Mezclar: Con una espátula o batidor de mano, mezclá suavemente la crema y el chocolate hasta que se forme una mezcla homogénea y brillante.
  • Agregar manteca (opcional): Si querés usar manteca, metela en este momento y mezcla hasta que se derrita e integre completamente.

Con información de TN Recetas

Lo más leído