WhatsApp de Publicidad
Seguinos

día de la mujer

“Las mujeres venimos dando luchas para reducir brechas y defender derechos”

La directora municipal en el área de Género, Victoria Aure, ponderó el avance de la sociedad en cuestiones de igualdad y resumió los puntos en los que aún no se ha podido generar conciencia.

Victoria Aure, directora general de Género de Bahía Blanca, conversó esta mañana con LA BRÚJULA 24 en relación al Día de la Mujer, una jornada que invita a reflexionar en lo que respecta a la importancia de una mirada igualitaria y los desafíos que aún hoy se plantean en dicha temática.

“En general, todo tiene que ver con cuestiones culturales. En lo laboral se producen diferencias, se bonifican tareas, sumado a los plus que se pagan y los ascensos son lo que se conoce como piso pegajoso y techo de cristal, donde con esa metáfora se puede describir la situación de la mujer”, sostuvo Aure, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Y recalcó que “hay muchas circunstancias que están ligadas a las tareas de cuidado hacen más difícil el tema del crecimiento. Aún sigue jugando el tema de las licencias por maternidad y paternidad, un debate que se viene dando y tiene que ver con cómo se entiende el rol del padre, al que le dan tres días para inscribir a su hijo o hija y vuelve a su trabajo”.

“En Bahía Blanca, la situación es más o menos igual que en otros lugares del país, la crisis económica va a acentuar las inequidades por razones de género. Los colectivos de mujeres vienen dando luchas en virtud de reducir las brechas y defender los derechos, algo que ocurre también en otros países de Europa o Asia”, infirió la funcionaria municipal, en otro segmento de la entrevista radial.

No obstante, celebró que “tenemos una historia de ser punta de lanza en lo que respecta a los derechos de las mujeres, la disidencia y la diversidad. El voto femenino lo puso al país como pionero en América Latina, la identidad de género y el matrimonio igualitario también fueron grandes conquistas. Ni hablar lo que pasó con el tema del aborto”.

“Sobre este último ítem, la sanción de esta ley venía con otros reconocimientos desde lo jurisdiccional, a partir de un fallo de la Corte Suprema, que tiene que ver con una cuestión de salud pública y con la reducción de la muerte de las mujeres. Son avances que se dan desde abajo hacia arriba y tienen que ver con el respeto de la libertad y la igualdad”, aclaró Aure.

Asimismo, describió que “existe un proceso de feminización de la pobreza porque los trabajos a los que las mujeres pueden acceder en un determinado estamento social es peor pago. El mejor ejemplo es el del trabajo de las personas que trabajan en casas particulares. Se las intentó regularizar y no se logró avanzar en tal sentido porque es un mayor desembolso del empleador”.

“Cuando se contrata a alguien para un rol de limpieza en una casa, es muy difícil que se piense en un varón, es algo cultural, como para contratar un albañil, ocurre lo contrario. Esos estereotipos están muy arraigados. Hablamos de los procesos de deconstrucción que son difíciles, tenemos que darnos tiempos y debates para poder cambiar el chip”, evaluó.

Al epílogo, sintetizó que “el cambio cultural es para que haya una sociedad más equitativa y que nuestras oportunidades no dependan del género con el que nacemos o de la autopercepción. Hay prejuicios y necesidad de educación para no caer en lo punitivo, esa es la vía que tiene que ver con no discriminar a quien no es igual que nosotros. Hemos naturalizado entre las mujeres el ‘avisame cuando llegás a tu casa’, eso es algo lamentable”.

Lo más leído