WhatsApp de Publicidad
Seguinos

VATICANO

El Papa proclamó santo a Artémides Zatti, el enfermero que vivió varios años en Bahía

Es conocido como el “pariente de todos los pobres”, por su labor en la Patagonia al servicio de las personas necesitadas durante la primera mitad del siglo XX.

El papa Francisco proclamó este domingo santo al enfermero ítalo-argentino Artémides Zatti, conocido como el “pariente de todos los pobres” por su labor en la Patagonia al servicio de las personas necesitadas durante la primera mitad del siglo XX, en una ceremonia en la que convocó a no separar el mundo “en buenos y malos” y a superar “muros de división”.

Zatti, nacido en Boretto (Regio Emilia, Italia) el 12 de octubre de 1880, vivió en la Argentina desde 1897 hasta su muerte en 1951, en donde desarrolló una carrera como enfermero que lo acercó a los más pobres a partir de su incorporación al movimiento de los Salesianos de Don Bosco.

La familia del nuevo santo se trasladó a la Argentina buscando un futuro mejor, asentándose en Bahía Blanca, y ahí creció Zatti, quien tras trabajar como mozo en un hotel y como obrero, accedió a los 20 años en los Salesianos.

“Declaramos y definimos santos a los beatos Juan Bautista Scalabrini y Artémides Zatti y los inscribimos en el registro de los Santos, estableciendo que en toda la Iglesia sean devotamente honorados entre los Santos”, sostuvo Francisco a las 10.30 de Roma (5.30 de Argentina) al anunciar durante una misa en la Plaza San Pedro la proclamación oficial del enfermero y del sacerdote italiano también canonizado este domingo.

Zatti, quien había sido declarado beato por Juan Pablo II en 2022, fue canonizado luego de que se reconociera el milagro logrado a través de su intercesión en la curación de un hombre que sanó de un “ictus isquémico cerebeloso derecho, complicado con lesión hemorrágica voluminosa”, en agosto de 2016 en Lipa, Filipinas.

“Los dos santos canonizados hoy nos recuerdan la importancia de caminar juntos y de saber dar las gracias”, planteó el Papa.

Para Francisco, “el hermano salesiano Artémides Zatti fue un ejemplo vivo de gratitud”, según afirmó durante la homilía en la misa en la que inscribió al “pariente de todos los pobres” como un nuevo santo .

“Curado de la tuberculosis, dedicó toda su vida a saciar las necesidades de los demás, a cuidar a los enfermos con amor y ternura. Se dice que lo vieron cargarse sobre la espalda el cadáver de uno de sus pacientes”, recordó Jorge Bergoglio al canonizar a Zatti.

Con la ceremonia de hoy, Zatti se convirtió en el tercer santo “argentino” tras Héctor Valdivieso, quien desempeñó su sacerdocio en la ciudad de Buenos Aires y fue canonizado en 1999 tras ser asesinado en la Revolución de Asturias española de 1934, y luego de José Gabriel Brochero, el “cura gaucho” canonizado por Francisco en 2016.

Fuente: Télam

Lo más leído