WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tercera jornada de alegatos

“Todas las licitaciones fueron una farsa”, dijeron fiscales del juicio por la obra pública

Luciani y Mola continuarán con el análisis de los trabajos que debía realizar Lázaro Báez.

Los fiscales federales Diego Luciani y Sergio Mola continuaron hoy, en su tercera audiencia de alegatos, con el análisis de las 51 obras públicas que recibieron las empresas de Lázaro Báez para Santa Cruz en el juicio oral contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. “Todas las licitaciones fueron una farsa”, sostuvo Luciani.

El análisis de cada una de las obras comenzó el martes pasado. Lo hicieron con las primeras 19 y hoy continuaron con el resto. Los fiscales señalaron que se presentaron las mismas empresas de Báez para competir entre sí, que se abrían sin presupuesto oficial y eran aprobados en tiempos exiguos.

Una de esas obras fue una remediación de canteras en la ruta nacional tres por un presupuesto de 75 millones de pesos que ganó Austral Construcciones, la empresa insignia de Báez. A la licitación se presentaron Kank y Costilla -también de Báez- y Petersen que quedó descalificada porque presentó una oferta superior.

El fiscal Luciani marcó como irregularidad que la obra no tenía presupuesto asignado cuando fue convocada. “¿Cómo iban a hacer una obra si no tenían presupuesto?”, se preguntó y agregó que un día antes de apertura de la licitación se emitió una circular en la que se informaron las canteras a trabajar. “Eso debió estar en el pliego de bases y condiciones. ¿Cómo hicieron los ofrecimientos las empresas si no sabían qué canteras iban a remediar? Esta obra es un fantasma, nunca se hizo”, dijo el fiscal.

También analizaron la primera obra que Báez hizo en el gobierno de Cristina Kirchner. Fue la pavimentación de una ruta que se convocó de manera urgente el 21 de febrero de 2008 por la llegada de la veda invernal pero que comenzó finalmente en 2010. “La única urgencia era solo adjudicar una obra a Lázaro Báez”, dijo Luciani y agregó que la licitación se llamó sin asignación presupuestaria.

“No hay obra que finalice en termino por la falta de capacidad de la empresa Todas las licitaciones fueron una farsa. Hubo una cartelización organizada por el estado nacional”, resumió Luciani.

Luego Mola analizó las obras que se hicieron para 2011, año electoral. Contó que fueron obras por montos muy superiores a los que se venían licitando. Uno de ellos por 150 millones de dólares.

Los alegatos comenzaron el lunes y los fiscales acusaron a Cristina Kirchner y al resto de los 12 imputados, por lo que al finalizar las audiencias pedirán condena. “Néstor y Cristina Kirchner instalaron una de las matrices más extraordinarias de corrupción”, sostuvo Luciani en la primera audiencia. Asimismo, el martes iniciaron el análisis de cada una de las obras: “Las licitaciones eran una ficción porque no hubo control”.

Fuente: Infobae

Lo más leído